Quiche de Ricota y Tomates asados

Permítanme decirles que la Quiche de ricota y tomates asados ocupa uno de los primeros puestos en el ranking de mis preferidas.

Me encanta porque tiene dos sabores irresistibles para mí. Los tomates rojos, jugosos y carnosos con sabor un poco dulce, pero fresco a la vez. Y dependiendo de como se los consuma, con un dejo ácido. Vaya si amo su sabor!.

La ricota (que mi abuela me la preparaba con miel) también es otro producto noble a mi entender  ¿Se dieron cuenta de lo simple y a la vez profundo que es el sabor de un poco de ricota sobre una tostada, alineada nada más que con aceite de oliva y pimienta negra recién molida? ¿Qué más podemos pretender?

La combinación de estos dos sabores, sobre una masa casera y crocante (tiene almendras picadas) no tiene descripción. Para saber de lo que estoy hablando deben probarla.

Van a necesitar (para un molde de 22 cm de diámetro):

La masa:

100 gr de manteca

200 gr de harina

1 cucharadita tamaño té de sal

1 huevo

1 yema

¼ taza almendras tostadas y picadas

Preparación:

En un bowl colocar la harina con la sal y la manteca cortada en cubos. Mezclar con los dedos hasta que quede un arenado. Agregar las almendras, el huevo y la yema. Mezclar para unir sin amasar demasiado.  Dejar descansar 1 hora en la heladera y luego fonsar (forrar) un molde para tarta. Congelar y precocinar 10 a 15 minutos a fuego moderado antes de incorporarle el relleno.

Para el relleno van a  necesitar:

7 Tomates

2 cucharadas de aceite  de oliva

1 pizca de azúcar

Sal y pimienta a gusto

3 dientes de ajo

3 cucharadas de orégano fresco (seco es la mitad)

2 tazas de ricota

1 taza de crema de leche

3 cucharadas de queso rallado

3 huevos

Preparación

Precalentar el horno a fuego fuerte. Lavar los tomates y cortarlos en cuartos a lo largo. Disponerlos sobre una placa de horno y rociarlos  con el aceite de oliva. Agregar los dientes de ajo enteros y aplastados, 2 cucharadas de orégano fresco (reservar 1 para decorar), el azúcar, la sal y la pimienta. Cocinar en horno fuerte por 30 minutos, hasta que estén tiernos. Reservar.

Bajar la temperatura del horno a medio. En un bowl mezclar la ricota, la crema, el queso rallado y los huevos. Salpimentar. Forrar un molde con la masa de tarta y pincharla con un tenedor. Agregar la mezcla de ricota. Cocinar por 35 minutos aproximadamente o hasta que  la mezcla  de ricota este firme y la masa dorada.

Desmoldar y cubrir con los tomates. Espolvorear con la cucharada de orégano restante.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s