llegando a moscú

1basilio7524

1kremlin7396

1kremlin1

LLegar desde la parada del subte en Moscú hasta el hotel fue toda una odisea, porque estabamos sin mapa (gran error, gran) , sin hablar ruso y en un día de verano lluvioso y bastante fresco ¡todavía siento frío cuando recuerdo como soplaba el viento, y las gotas que al caer golpeaban mi cara (habíamos salido en una boca de subte que estaba lejos de cualquier techito para cobijarnos)!

Yo estaba hospedada sobre antigua calle Arbat, que es peatonal, y se encuentra a unas 15 cuadras de la plaza roja y el kremlin. Luego de dejar el equipaje, de abrigarme un poco y pedir un mapa, salí caminando hacia allí…Cada cuadra que pasaba, me sorprendía mas y mas, porque  al transitarlas, descubrí que la otra gran odisea sería encontrar pequeños restaurantes que sirvieran comida autóctona, esos entrañables que te quedan en la memoria para siempre.  Porque  es cierto, también hay cadenas de comida rusa, pero toparse con pequeñas tabernas típicas en la zona céntrica es difícil.

Cruzando la plaza roja, en la calle de enfrente, la gente observa el kremlin mientras come una hamburguesa de Mac Donals, o una porción de pizza de Sbarro.  Más de 80 años de historia comunista borrados de una pincelada con cadenas de comida rápida americana. Observar toda la situación me defraudo un poco, no era lo que esperaba.

Pero por otro lado, tenía mucha hambre, me había levantado muy temprano para tomar el avión, había llegado con lluvia, y ya era la tardecita y todavía de comer ni hablar…y no encontraba el lugar que quería!!! En el próximo post de mi viaje a Moscú les cuento lo que termine comiendo mi primer día allí.

Por ahora los dejo con fotos que retratan mi desazón, porque yo como cocinera valoro la comida tradicional de cada lugar, los productos autóctonos, la comida casera, esa que en un día nublado y fresco te reconforta.

1furor7501

1furor7492

1furor7323

1furor7321

1furor7310

1furor7308

1furor7305

Anuncios

4 pensamientos en “llegando a moscú

  1. Verónica

    Creo que Lenin se levanta hoy en día se vuelve solito a su tumba…A mí me pasa lo mismo…espero comer comida del lugar, no de Mc Donald o ir al Hard Rock…eso lo hago en mi ciudad…
    Cuando vi (hace unos años) el logo de Mc Donald en Bariloche casi me infarto jaja…de verdad me causó tristeza.
    Muy lindo el post.
    Cariños.
    Vero.

    Responder
  2. Pingback: GUM en moscú | Momentos Gastronomicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s