Archivo del Autor: momentosgastronomicos

Acerca de momentosgastronomicos

Nací en el interior del chaco en un pequeño pueblo llamado Villa Angela, y desde muy pequeña me transmitieron el amor por la cocina; creando de la mano de mi abuela mis primeras recetas. A los 22 años viaje a Buenos Aires para estudiar gastronomía profesionalmente en el IAG. En la actualidad, luego de haberme recibido de profesional gastronómica y haber trabajado en distintos restaurantes de primer nivel, estoy profundizando mis estudios en pasteleria (parte de la gastronomia que me apasiona). Actualmente trabajo en una empresa de catering.

croquetas de Yamaní y Brócoli


Las croquetas me resultan prácticas porque las puedo tener en el freezer y en un chasquido de dedos resuelvo una comida, y porque es una excelente opción para que los niños (o adultos) prueben vegetales que dicen no gustarles.

Estas croquetas son básicas, tienen solo 4 ingredientes, porque las hice pensando en que las coman mis hijos. Pero pueden agregarles más condimentos: curry, jengibre, pimentón, o hierbas! o acompañarlas con algún aderezo picante. Rociadas con unas gotas de jugo de limón son muy ricas!

me cuentan si las prueban?

p/d estoy en instagram como la.rochi_lazarczuk, los espero!

ingredientes:

2 y 1/2 taza de arroz yamaní hervido

1 taza de brócoli cocido al vapor o hervido

2 cucharadas de semillas de sésamo

sal y pimienta a gusto

Preparación:

Lo más importante de la receta es escurrir muy bien el brócoli, para sacarle el líquido. Yo tenia hervida 1 flor grande (casi 2 tazas), la escurrí con un repasador y quedo 1 taza.

Procesar todos los ingredientes juntos, durante algunos minutos hasta obtener una pasta. Con las manos apenas húmedas (para que sea fácil trabajar la pasta) tomar porciones y darle forma de croquetas.

Colocarlas sobre una placa apenas untada con aceite y hornearlas a fuego moderado por 20 minutos aproximadamente, o hasta que estén doradas.

coquetasveganas, recetasveganas, veganfood, recetassaludables, healthyfood, recetasconyamanñi, yamani, brócoli, recetasconbrócoli, recetasvegetarianas, recetasparaniños, croquetas

pudding de chia

Las semillas de chía vuelan en mi cocina. Las suelo poner en los helados de frutas que preparo en casa, sopas, ensaladas, licuados, y también las uso mucho en pastelería, cuando quiero remplazar todos o una parte de los huevos de la receta.

Me parecen un alimento súper nutritivo. Si bien la idea de este blog no es hablar de los beneficios de los alimentos, si no compartir lo que a mi me gusta y me hace bien comer, les puedo decir que son ricas en fibras (son saciadoras y controlan el nível de azúcar en sangre), proteínas (ayuda a la recuperación muscular cuando hacemos deportes), calcio (fortalece los huesos) y Omega 3 (reduce inflamaciones, controla los níveles de colesterol).

Una receta muy fácil y deliciosa para empezar a consumirlas, son los puddings. Básicamente es mezclar estas semillas con jugos, licuados, leches, y dejar reposar hasta que tome consistencia. Yo los consumo en el desayuno para empezar el día con mucha energía, y estar al ritmo de un niños de 4 años y una niña de 2. También son una excelente opción como postre saludable o como merienda nutritiva!

van a necesitar para la capa de chocolate: (toda la receta rinde para 4 porciones)

1 cucharada de cacao amargo

3 cucharadas de semillas de chia

4 unidades de dátiles (o stevia, miel, azúcar, pueden modificar la cantidad según su paladar)

1 taza de leche de coco

Licuar todos ingredientes. Dejar reposar por lo menos dos horas en la heladera o toda la noche.

para la capa de frutos rojos:

1 y 1/4 taza de frutos rojos (usé congelados)

1 cucharadita de azúcar mascabo (o la que usen)

3 cucharadas de semillas de chía

Preparación:

Colocar los frutos en una cacerola. Llevar a ebullición. Cuando rompe hervor, apagar el fuego, agregar el azúcar y las semillas. Mezclar bien y dejar reposar por lo menos 2 hs en heladera (o toda la noche) antes de consumir.

Para preparar el desayuno, merienda colocar en un bowl o vaso, 1 capa del pudding de caco y una capa del pudding de frutos rojos. Agregar frutas frescas cortadas (preferentemente que sean de estación) también se puede agregar coco rallado, semillas, frutos secos.

galletitas de chocolate y coco

Todos los niños aman las galletitas y mis hijos no son la excepción. Nosotros como padres decidimos que su alimentación sea lo más sana y natural posible. Incluimos en el desayuno y merienda un plato con frutas en trozos que compartimos en familia. Por suerte comen frutas de todos los colores (las verduras son un capítulo aparte).

Y los involucramos en muchos procesos de preparación de alimentos, como poner la mesa, pelar las frutas que pueden según su edad, ayudar a cocinar cosas simples como cookies, pan, etc. Los niños pueden aprender de cada cosa. Ellos disfrutan descubrir tocando que; la piel de un durazno es muy suave y la del ananá es áspera. Cada día es una oportunidad! y vale la pena el enchastre, que es el lado b de todo esto jaja.

Con respecto a las galletitas, están adaptadas a ellos, porque a mi me gustan más con tropezones de frutos secos, chocolate, o pasas de uva (que les gustan tanto que sacan una a una y dejan la masa a un costado) por lo que decidí hacerlas simples para ellos y ponerle un poco de chocolate a algunas para mí.

Espero que la prueben y me comenten que les parecieron, Los leo

van a necesitar:

100 cc de aceite (usé uno muy suave de oliva)

200 gr de azúcar mascabo, integral o la que usen

2 huevos

1 cucharadita de extracto de vainilla

250 gr de harina integral (si usan blanca 0000 también sirve)

25 gr de cacao amargo

1 cucharadita de polvo de hornear

1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio

140 gr de coco rallado

Opcional: nueces, almendras, pasas de uva, chips de chocolate

Preparación:

Mezclar el cacao, con harina, el coco, polvo de hornear y bicarbonato de sodio.

Batir los huevos con el azúcar, el aceite y el extracto de vainilla.

Mezclar ambas preparaciones hasta unir. Dejar descansar 1 hr en la heladera.

Con una cuchara, tomar porciones de masa y hacer bolitas. Colocarlas separadas entre si, sobre una placa aceitada y enharinada o sobre papel manteca aceitado. Aplastarlas un poco y cocinar en horno a temperatura media por 10 a 12 minutos. O hasta que tengas base dorada pero la parte de arriba siga un poco blanda.

Desmoldarlas mientras están calientes con la ayuda de un cuchillo o espátula, Dejar enfriar completamente para que tomen la consistencia final.

Guardar en recipiente hermético.

crema de batata y chocolate

Voy a empezar contándoles que esta crema es vegana. Tiene una textura increíble para decorar o rellenar y es muy, muy rica. Generalmente mis amigos/ familia siempre me escriben para preguntarme sobre como cocinar tal o cual cosa. Pero durante la cuarentena no pararon de escribirme para que les pase esta receta. Siempre que la preparo es lo primero que vuela.

Lo mejor de todo es que es muy fácil de hacer, y tiene poco ingredientes. Los principales: batata y cacao. Epaaa, te sorpendió no?

Van a necesitar:

170 gr de batatas ( 2 pequeñas cocidas al horno con piel)

20 gr de cacao amargo (3 cucharadas soperas al ras)

60 gr de azúcar integral o mascabo (1/3 taza)

40 gr de aceite de coco (2 cucharadas soperas)

150 a 200 cc de bebida vegetal (use de coco)

Preparación:

Pelar las batatas. Licuar con todos los ingredientes hasta obtener una crema suave y lisa. Colocar en un recipiente y dejar enfríar por lo menos dos horas antes de usar. Lo único importante al hacer esta crema es que el aceite de coco este en estado líquido. por lo que si esta en estado sólido les recomiendo que lo derritan antes de usarlo.

muffins de algarroba

Bruno que manotea todo lo que ve, sin preguntar y confundido por el color, agarró un muffin que estaba sobre la mesada y clavo sus dientes esperando otro sabor. A los segundos me dice no me gusta, no es chocolate. Se va a jugar, y al ratito vuelve y me dice, quiero uno ma. Si te pasa como a mi hijo, que al principio no entendés de que se trata este abanico de sabor, dale una oportunidad porque lo vale.

La algarroba puede resultar un poco fuerte al principio, pero a mi los sabores intensos me encantan. No la uso como remplazo al chocolate, porque no hay comparación entre los dos productos, la uso porque me gusta su perfume y sabor particular.

Algarroba y naranja es una combinación explosiva, la probaron? yo perfume estos muffins así (que también puede ser budín si cambian de formato), y los terminé con algunos arandanos y frutillas que tenía en casa, muero por hacerlos con moras, así que si tienen no duden en usarlas.

ustedes son del team harina de algarroba? para que la usan?

Necesitan (para 16 unidades de minimuffins):

2 huevos

1/2 taza de aceite (usé de oliva suave)

1/2 y 1/3 taza de azúcar (usé mascabo)

1/2 taza de jugo de naranja (o leche vegetal)

1/4 taza harina de algarroba

ralladura de 1 naranja (solo la piel )

2 tazas de harina integral

1 cucharadita de polvo de hornear

1/4 taza de frutos rojos y algunas semillas para decorar

Preparación:

Precalentar el horno a temperatura moderada.

Licuar huevos con azúcar, aceite y ralladura y jugo de naranja hasta que el azúcar mascabo se disuelva bien.

Mezclar harinas con el polvo de hornear, agregar la crema anterior y mezclar hasta integrar sin batir demasiado.

Colocar la mezcla en moldes de muffins y decorarlos con los frutos rojos. Cocinar por 15 a 20 minutos hasta que al pinchar con un palito salga sin restos de masa.

Salsa gribiche

La clave de una rica ensalada esta en los aderezos. Es increíble como cambian cuando le agregas amor en ese detalle. Me encanta usar hierbas, pimienta, un rico aceite, mostaza, aceitunas, semillas, frutos secos o deshidratados,hay una infinidad de opciones que hacen la diferencia.

Para hacer este aderezo, usé todos los ingredientes de la salsa Gribiche, pero solamente los mezclé sin hacer la emulsión, porque de esta manera me resulta más fresca y siento mejor el sabor de cada ingrediente.

Ustedes tienen algún aderezo favorito? cuál?

necesitan:

3 huevos

1 cucharada de mostaza

2 cucharadas de vinagre (yo usé de manzana, pero pueden usar de vino)

1/2 taza de aceite

3 cucharadas de alcaparras

2 cucharadas de perejil picado

sal y pimeinta

Preparación:

Hervir y pelar los huevos. Picarlos y mezclar con el resto de los ingredientes. Usar par aderezar ensaladas, vegetales al vapo, o pescado. Levanta mucho el sabor de las chauchas y ni te cuento si lo comes con espárragos…

bolitas de cebada

Soy feliz con poco. Cada vez que descubro una receta simple, pero tan deliciosa al punto de que no la puedo dejar de comer me siento muy feliz. Y, los pequeños bocados resultan súper tentadores para los niños. Si mis hijos comen alimentos saludables, felicidad multiplicada.

Estas bolitas son de cebada, y las probé en la feria del plato que hacen en el jardín de mi hijo. Me parecieron tan ricas, que superé mi timidez y le escribí a la mamá que las había hecho para pedirle la receta. Las de la foto son de zanahoria, pero también las hice con kale y estaban increíbles, las del jardín eran con hongos y cebollas. Pueden agregarle el vegetal que quieran, o que tengan, y usar diferentes especias y/o hierbas. Lo divertido de cocinar, es probar y ver que sale, o no?

Además las bolitas, me introdujeron al mundo de la cebada (siempre la comía cuando la preparaban otras personas). No me pregunten porque, pero yo que vivo en almacenes de productos saludables (son mi Disney): hasta hace poco nunca jamás había cocinado cebada, gran error gran.

Si la cocinan quiero leer sus comentarios! y como casi todo lo que se cocina, las pueden preparar en cantidad y guardarlas en el freezer.

nos leemos!

Necesitan:

2 y 1/2 tazas de cebada cocida

2 cucharadas de aceite de oliva

1 zanahoria rallada

1 cebolla pequeña picada

1/2 cucharadita de ajo en polvo

1/2 cucharadita de cúrcuma

1/2 cucharadita de garam Masala

sal y pimienta

semillas de sésamo para rebozar

Preparación:

Calentar una sartén, agregar el aceite, la cebolla y la zanahoria y cocinar por unos 10 minutos, o hasta que estén tiernos. Revolver cada tanto para que no se quemen.

Procesar groseramente la cebada, agregar el resto de los ingredientes (menos el sésamo) y procesar un minuto más. Queda una pasta pegajosa, ideal para hacer bolitas.

Con las manos húmedas, tomar porciones de 1 cucharada y darle forma de bolitas. Pasarlas por sésamo (si esta un poco molido o triturado mejor, para absorver más sus nutrientes)

Para cocinarlas, colocarla sobre una placa apenas aceitada, y hornearlas aproximadamente por 15 a 20 minutos a fuego medio, o hasta que estén un poco doradas.

Nota: Para cocinar la cebada, la remojo algunas horas antes. No es imprescindible, pero este paso hace que pierda los antinutrientes, y nuestro cuerpo absorba mejor los nutrientes. Y se cocina igual que el arroz.

cinnamon rolls veganos

Si tengo que elegir un pan dulce que me guste, elijo una y mil veces los rollos de canela. Creo que es el pan perfecto: la masa suave, el relleno dulce con el perfume de canela y la crema que le aporta mucha cremosidad. Podría desayunarlo/merendarlo todos los días!

Como en la mayoría mis recetas, es una versión más saludable y compatible con lo que me hace bien comer. Usé harina integral, azúcar integral, aceite, y crema de coco. Les prometo que no tiene nada que envidiarle a la versión clásica…guardá esta receta para cuando tengas ganas de amasar, es un camino de ida!

van a necesitar:

300 gr de harina de centeno (o integral súper fina)

180 gr de agua o leche vegetal

5 gr de levadura en polvo

100 gr de puré de papas

60 gr de azúcar integral

35 gr de aceite de coco derretido

ralladura de 1 naranja

para el relleno:

80 gr de azúcar negra

5 gr de canela

3 cucharadas de aceite de oliva o coco

Para el glace:

1 lata de crema de coco (dejarla 1 noche en heladera para que se separe la parte cremosa de la acuosa)

1 cucharada de azúcar integral

1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

Mezclar la harina con la levadura. Agregar el agua o leche vegetal. Integrar bien y agregar el puré de papas, el aceite, azúcar, ralladura. Amasar hasta obtener una masa lisa. Dejar reposar hasta que aumente el volúmen al doble.

Estirar la masa con palote, untarla con el aceite y espolvorear con azúcar negra y la canela. Enrollar la masa como si fuera un piono. Cortar rodajas y colocar sobre un molde aceitado y enharinado. Dejar doblar el volumen y cocinar en horno previamente calentado por aproximadamente 20 a 25 minutos.

Para el topping:

Usar la parte de la crema que se forma en la superficie de la lata, y mezlcar con el extracto de vainilla y el azúcar. Colocar sobre lor rollos cuando salen del horno.

cookies veganas de pasta de maní

Las galletitas no pueden faltar en casas con niños (o con adultos golosos como yo). La verdad es que son de las cosas más fáciles y ricas de hacer, y se conservan bien varios días, es un buen plan hacer en cantidad y guardar para las meriendas. Si quieren otras recetas de galletitas pueden ver aquí, aquí, aquí , aquí o aquí (o buscar más recetas en el indice del blog)

La manteca de maní no es de lo que más me gusta sola, pero si me gusta mucho usarla en preparaciones, y si tiene un poco de chocolate mejor!, yo las unté con la ganache de chocolate vegana, y las comí como postre (es verdad que soy golosa ja). También pueden usar uvas pasas, chips de chocolate, o un poquito de café para darles extra textura/sabor.

Ustedes son del grupo de las galletitas o son mas de los budines? si las hacen me cuentan?

van a necesitar:

130 gr de manteca de maní (natural sin azúcar agregada)

130 gr de azúcar, yo usé integral

60 gr de aceite de coco derretido

250 gr de harina integral súper fina

220 gr de bananas (2 chicas, quedan unos 100 gr peladas)

1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

Pisar las bananas con un tenedor hasta obtener un puré. Mezclarlo con la manteca de maní, el aceite de coco, el extracto de vainilla y el azúcar.

Agregar la harina y mezclar hasta unir y formar una masa.

Tomar porciones de masa con una cuchara y formar bolitas. Aplastarlas y colocarlas en una placa aceitada y enharinada.

Cocinar por aproximadamente 12 a 15 minutos, o hasta que tengan la base dorada.

Conservar en un recipiente hermético hasta 5 días.

red velvet vegana

Soy fan de los colores en la comida. Soy fan de la cocina de Ottolenghi. Y esta, es una joyita que encontré en el libro “dulce”. La modifiqué para adecuarla a mis necesidades y al paladar de mis comensales, la hice sin productos de origen animal, y llena de sabor.

Lo que más me gustó de la receta, es el color de la torta, que es de la remolacha de verdad, no lleva colorantes. En la receta que comparto yo, bajé la cantidad de remolacha original, porque me resultaba demasiado presente el sabor para una torta. Además, para remplazar el huevo usé leche vegetal y semillas de chia (aunque doy la opción de los huevos)

Y para la cubierta usé la receta de unos post atrás de la crema de tofú. Si te preguntas si es rica, si es rica. Si te preguntas si te va a gustar depende. Seguramente no será lo mismo si consumís muchos quesos y nunca probaste tofú a si es un ingrediente habitual en tu dieta.

¿ustedes se animan a usar vegetales en las recetas de pastelería? ¿que preparan?

van a necesitar

200 gr harina integral súper fina

150 gr de azúcar (usé orgánica integral)

2 cucharaditas de polvo de hornear

150 gr de remolacha cruda rallada

1 cucharadita de ralladura naranja

1/2 cucharadita de jengibre en polvo (opcional)

160 gr de leche vegetal mas 1 cucharada de semillas chia (o 2 huevos y 60 cm de leche)

125 cc de aceite de girasol

1500 mg de vitamina C molida, (opcional)

preparación

Aceitar un molde de 20 cm de diametro. Poner papel manteca en la base

Mezclar harina más polvo de hornear. Agregar la remolacha, mezclar y reservar

Licuar el resto de los ingredientes, o batirlos con batidora de mano o eléctrica

Volcar sobre la preparación anterior. Colocar la masa en el molde y cocinaren horno previamente calentado a temperatura modera por 45 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar con un palito este salga seco. Nota: ese es el tiempo de cocción si la hacen con huevo, si la hacen con las semillas de chia, les recomiendo que la cocinen 10 a 15 minutos más, vayan viendo, solo ustedes conocen su horno.

Nota: la vitamica C en la receta es opcional, y tiene la finalidad de fijar y mantener el color de la remolacha, yo la hago sin.