Archivo de la categoría: Panes

Pancitos Arabes

Hoy prepare una receta de un pan que me encanta: el árabe. Es un pan súper blandito que carece de miga. Y tostado es aún mas delicioso.

Este pan es un comodín que podemos tener en el freezer y que, les aseguro, los sacará de más de un apuro, ya que con pan árabe y un poco de imaginación podemos preparar un montón de sandwiches deliciosos. También podemos servirlo en la panera.

Además, es súper económico, ya que solo necesitamos harina, un poco de sal, otro poco de aceite, agua y levadura. Y es muy fácil de hacer.

Secretitos:

  • El pan árabe es un pan  hueco en el centro. Para que quede así, tienen que fermentarlo un 80%, (es un poco menos que el doble, lo que generalmente se hace con todas las masas con levadura). Levará lo que falte durante la cocción inflándose y ahuecándose!
  • Para guardarlos en el freezer, coloquenlos en una bolsa de plástico cuando todavía estén calientes. Así logran que mantengan la humedad.
  • Una combinación infalible para un sandwich con este pan es hummus, rodajas de tomate, rodajas de pepinos y unos bifecitos de cordero bien finitos. (Si no consiguen cordero reemplacen por carne vacuna, pero pruébenlo!)

Van a necesitar:
1/2 kg de harina 000
10 gramos de levadura fresca
1 cucharada de sal
250 cc de agua (un vaso)
2 cucharadas de aceite.
Como prepararlos:
  • Mezclar la levadura con el agua apenas tibia, ya que la levadura es un pequeño organismo vivo, y si el agua esta muy caliente puede matarla.
  • En un bowl colocar la harina y la sal y mezclar bien. Agregar el agua con la levadura e integrar, luego el aceite, y amasar alrededor de cinco minutos, o hasta que la masa este bien lisa y elástica. Hacer un bollo y observar el tamaño que tiene. Dejar descansar la masa tapada hasta que crezca un poco de tamaño pero que no llegue a ser el doble del bollooriginal. Sacarle el gas a la masa, y hacer 18 bollitos. Estirar con un palo de amasar y colocar en una fuente. Espolvorearlos con harina. Hornear en un horno bien fuerte por espacio de 5 minutos (que queden blanquitos!).
Anuncios

Cuadrados de sopa Paraguaya

Esta receta, aunque sea típicamente de Paraguay, también es muy consumida en el noreste argentino, sobre todo en Corrientes: lugar donde la aprendí.

Es como si fuese un pan/tarta salado y muy sabroso. Esta hecha con harina de maíz (algunos las remplazan por choclo fresco), cebolla, leche, y aceite, y se cocina en el horno. En algunos hogares de Paraguay cubren con hojas de plátano el fondo de la fuente donde van a hornear la sopa (como si fuese papel manteca).

Este plato en el noreste Argentino siempre se consume con los asados, y en cumpleaños. Y en Paraguay, en fiestas, casamientos, y todo tipo de eventos.

Según el folklore que se teje alrededor de esta receta, la misma surgió por accidente, cuando la cocinera de un presidente paraguayo se olvidó otro plato típico (el tykuetï) sobre el fuego, y al servirlo en la mesa él le pregunto: “y esto que es?”. Ella le respondió: “sopa”. Al presidente le gustó tanto el plato que desde ese día la cocinera tenia que prepararlo diariamente. Luego pidió que preparen la “sopa ” para las cenas de gala. Sea solo una leyenda o haya surgido así, es un plato delicioso que no se pueden perder de hacer.

Secretitos:

  • La harina de maíz, absorbe mucho líquido. Les recomiendo que antes de colocarla en la fuente y mandarla al horno, las dejen un rato en la heladera, así se hidrata bien. Y al sacarla si ven que esta muy seca  le agregen un poco más de leche.
  • Si le ponen dos variedades de queso, por ejemplo, uno cremoso y otro tipo pategrás queda muy bien.

Van a necesitar:

1/2 kg de harina de maíz (no polenta)

1/2 litro de leche (puede ser un poquito más)

3 huevos

1/4 taza de aceite

1 cebolla bien grande

1/2 cucharada de sal gruesa

150 gramos de queso cremoso

100 gramos de queso pategrás

3 cucharadas de queso recién rallado.

Como hacerla:

Picar la cebolla en cubitos, y freirla con el aceite y la sal. Agregarle un poquito de agua y cocinarla unos 5 minutos. Cuando se enfríe, mezclarla con los huevos bien batidos y  la leche. Agregar la harina de maíz y mezclar bien. Agregarle los quesos . Dejar reposar mas o menos una hora, y si ven que absorbió mucho líquido agregarle un poco más de leche. Así queda súper húmeda cuando sale del horno, como me gusta a mi.

Yogur y Pan Agrio

 

De mi niñez en la casa de mi abuela tengo muchos recuerdos: su perfumada quinta jardín con azahar, las naranjas colgadas eternamente del naranjo (ya que ni los pájaros querían  comerlas de lo amargas que eran). También recuerdo a mis hermanos y yo haciéndonos piecito para poder agarrar unos cuantos limones  y con ellos preparar una refrescante limonada (añadiéndole unas cucharadas de azúcar, mucho hielo, y agua recién sacada del oscuro aljibe con el balde y la soga).

Nos recuerdo comiendo mandarinas (del árbol propio) en las cálidas siestas del invierno chaqueño. Su árbol de moras, que en ese momento usava con  mis amigas del barrio cual rouge. Las dulces granadinas que tanto me gustaban y a la vez me parecían tan extrañas, pero no tanto como ese fruto que antes de serlo era una bella flor blanca con centro azul-viólaceo: el “Mburucuyá”. O cortando burrito y cedrón para el mate por pedido de algún adulto.

¡Y como olvidarme de “Don Galazo”, que todos los días nos traía ese pan casero recién cocido en su horno de barro! Y del carro traccionado por caballos y conducido por un anciano de rostro rubicundo que al pasar por la casa nos dejaba huevos de yemas anaranjadas y leche fresca.

Esa leche, era transformada mágicamente por mi abuela en yogur, dejándola toda la noche adentro de una olla  enlozada y tapada con unos cuantos repasadores sobre su cocina de hierro. ¡Que delicia ese yogur que nos servia como postre con un poco de frutas picadas y otro poco de miel!

Y esa acción, “hacer el yogur”, es uno de los legados que mi abuela me dejo. una o dos veces a la semana lo preparo, ya que sabe muy diferente al industrial: es más rico!

 

Mis consejitos:

  • Para preparar el yogur compren un pote de sabor natural solo la primera vez, luego reserven un vaso del yogur casero para hacer más.
  • El yogur casero dura 4 días en heladera para beberlo, y dos días más para otras preparaciones.
  • Con un pote de yogur pueden hacer hasta 4 litros de leche.
  • No lo endulcen, así una vez hecho, pueden utilizarlo tanto para preparaciones dulces como saladas.
  • El yogur preparado tiene una consistencia más líquida. Para que quede más firme agréguenle una taza de leche en polvo por litro de leche.

Van a necesitar:

  • De 1 a 4 litros de leche, dependiendo la cantidad que quieran hacer.
  • 1 pote de yogur (Recuerden, solo la primera vez).

 

Cuando esta a esa temperatura, si lo quieren firme agregar la leche en polvo y mezclar bien. Luego, el pote de yogur y mezclar bien. Dejar tapado con repasadores de 7 a 14 hs y …a disfrutarlo como más les guste!

Con yogur se pueden elaborar muchas cosas: colaciones, aderezos de ensaladas, licuados, trifles, salsas para postres, tortas, entre otras cosas. A mi particularmente me gusta mucho un pan agrio hecho con yogur. Es muy rico y fácil de hacer, si tienen en cuenta algunos cuidados con la levadura y con el amasado:

  • La sal no debe ir directamente sobre la levadura porque la mata, tienen que mezclarla siempre con la harina.
  • Si el agua esta fría, el proceso de levado será más lento, si esta tibia, más rápido, pero nunca debe estar muy caliente, porque eso también mata la levadura.
  • Generalmente se recomiendan harinas 000 para elaborar panes.
  •  Si amasan a mano, tienen que hacerlo por espacio de 5 a 10 minutos, hasta que la masa este uniforme.
  • El pan esta listo cuando le dan golpecitos a la base y ésta suena hueca.

 

 

Para hacerlo necesitan:

  • 10 gr de levadura en polvo (1 sobre)
  • 450 gr de yogur
  • 150 cc. de agua
  • 1 kg de harina 000
  • 20 gr de sal
  • 2 cucharadas de azúcar.

Se hace así:

Mezclar el yogur con el agua y entibiar apenas ( un poco mas q T°  la ambiente). Mezclar la harina con la levadura, el azúcar, la sal e ir agregando de a poco la mezcla de agua y yogur, hasta formar un bollo.

Amasar por 5 o 10 minutos, hasta que la masa quede homogénea y suave. Hacer un bollo y taparlo bien. Dejar descansar por 20 minutos.

Sacarle el gas, dividirlo en 2 partes iguales y hacer 2 bollos. Dejar descansar tapados sobre una placa enmantecada  hasta que crezcan el doble de su tamaño. Practicar 3 cortes paralelos, pincelar con agua y hornear aproximadamente por 45 minutos (o, hasta que las bases suenen huecas).

 

Sacale el gas, dividilo en 2 partes iguales y hace 2 bollos, dejalo descansar tapado hasta que crezcan el doble de su tamaño sobre una placa enmantecada, practica 3 cortes paralelos,pincelalos con agua y hornealos aproximadamente por 45 minutos (o, hasta que las bases suenen huecas).