Archivo de la etiqueta: alfajor de harina de piñon

Caviahue, Neuquen

La gastronomía de caviahue es amateur y familiar, sin demasiadas pretensiones. Generalmente los bares y restaurantes  son  atendidos por sus dueños, quienes demuestran amor hacia la simple  y noble tarea de “restaurar”.

A la mesa, dispuesta con modestia, siempre llegan verdaderos manjares traídos con sencillez.

Recuerdo  las pizzas acompañadas de cervezas artesanales  de  “El bocado”, una pequeña pizzería que cuenta con espacio para solo 20 comensales por lo que siempre hay que reservar. Pizzería  que además de una atención amena ofrece especialidades  con trucha ahumada y queso blanco; o su clásica de manzanas y bondiola; peras caramelizadas, roquefort y cerdo, entre otras especialidades.

También el clásico chivito asado por el propio nito (en la parrilla que lleva su nombre), con leña y con largas horas de cocción. El menú incluye  jugosas empanadas fritas de entrada y ensalada para acompañar.

Los hoteles tienen  menús especiales a la noche, con productos autóctonos,  entre ellos te pueden ofrecer  cazuela de lentejas y cordero patagónico, pan y  vino. De postre peras al malbec. Nada más, nada menos.

 Hay un tesoro que es difícil de encontrar pero vale la pena buscarlo: los alfajores hechos con harina de piñón (pues la harina la hacen los Mapuches en pequeñas cantidades cada año). La masa tiene  textura crocante y el relleno es frutal y húmedo.

 Como todo lugar de la Patagonia Argentina  no pueden faltarlos chocolates, se pueden adquirir en dos lugares: “Dulce Aldea” y Abba Ricci”. Aquí también podes encontrar  mermeladas y licores artesanales hechos con variedades  interesantes como Rosa mosqueta, sauco, grosellas, entre otras. Y hay, aquí también  productos como ciervo, trucha y corderos ahumados.

Otros datos paralelos a la actividad gastronómica que me parece necesario contarte es que en Caviahue hacen cremas corporales a base de aguas termales, extraída de su centro termal, que funciona bajos los meses de verano.

 Hay varios paseos  y galerías de donde podes  ver objetos artesanales regionales y también delicados tejidos mapuches (eso sí, te los venden en dólares).

Y hay gente festiva! A pesar del frio (-40 °C) acuden a fiestas al aire libre en la nieve, que comienzan a la tarde con música, baile, y barra y continúan  hasta pasada  la medianoche.