Archivo de la etiqueta: dulce de membrillo

pasta frola

pastafrola2729

En Argentina hoy celebramos el día de la tradición y nuestra cocina tiene muchas cosas ricas que son de toda la vida.

Mi abuela, a pesar de que era alemana, siempre nos hacía para este día mazamorra, le ponía cascara de naranja que colgaba de un gancho cerca de la alacena para que secaran ¡como nos gustaba comerla bien fría!

Yo elegí compartir con ustedes la receta de Pasta Frola, creo que nos gusta a todos, y es uno de los preferidos a la hora del mate. Se que muchas personas suelen comprarla, pero no hay nada mejor que cocinar en casa: todo tiene un gusto especial!

Mi parte favorita de esta torta son las tiritas que llevan arriba. Cuando era pequeña, solía sacarlas de a una y solo comer eso…por eso siempre le pongo un montón arriba. ¿la probaron de dulce de leche? si usan un buen dulce es increíble!

Buena semana a todos 🙂
pastafrola2722

mesacampo2719

IMG_2725


Van a necesitar (la receta rinde para 2 tartas de 22 cm)

Manteca a temperatura ambiente 200 gr

Azúcar (preferentemente impalpable), 120 gr

Huevos a temperatura ambiente 2

Harina 0000, 400 gr

Polvo de hornear, 20 gr

Sal 1/4 cucharadita

Ralladura de limon 1 cucharadita

Extracto de vainilla 1/2 cucharadita

Dulce de membrillo o batata 900 gr

3 cucharadas de oporto

Preparación:

Hacer un puré mezclando el dulce con el oporto. Si el dulce esta muy duro llevarlo al calor para que derrita. Reservar.

Mezclar la harina con el polvo de hornear y la sal. Reservar.

Batir la manteca con el azúcar durante 7 a 10 minutos, usando batidora eléctrica. Agregar los huevos de a uno junto con la ralladura y el extracto de vainilla.

Agregar la mezcla de harina y unir hasta formar una masa, pero sin amasar demasiado. Tapar y refrigerar al menos 1 hora.

Dividir la masa en 3. Espolvorear la mesada con harina y estirar con una parte la masa hasta obtener un grosor de 1/2 cm. Para que se estire de forma circular deben girarla 1/8 cada vez.

Colocar la masa en el molde. Repetir la operación y colocar la otra masa en el molde.

Rellenar con el dulce de membrillo. Estirar el tercio de masa restante y cortar tiras de 1/2 cm de diametro. Cubrir la pasta frola.

Cocinar en horno precalentado a 180 grados por 35 a 40 minutos. Dejar enfriar al menos 10 minutos antes de desmoldar.

Anuncios

San petersburgo y un bello recuerdo de navidad

spet7701

Fotos de la estación de tren en San Petersburgo

spet7702

spet7703

La tía Paulina era hija de inmigrantes rusos. Vivía justito cruzando la calle de Clara, mi abuela materna. Estaba casada con el hermano de mi abuela, el siempre malhumorado tío Oscar.

Su casa estaba pintada de blanca, tenia un portón de madera con una tranca de hierro. Cuando era pequeña y atravesaba ese portón, me sumergía a una selva de plantas que ella usaba para curar el empacho a los chicos del barrio: burrito, menta, y otras miles que no recuerdo. También tenia malvones que siempre estaban florecidos y radiantes. Y árboles de duraznos, con los que preparaba las compotas mas ricas, entre ácidas y dulces, que he probado jamás.

Yo la recuerdo limpiando con virulana y esmero sus cacerolas de aluminio al sol, sacando agua del aljibe y preparando té negro en hebras.

Me encantaba hacerle los mandados, porque siempre me regalaba una moneda que yo gastaba en caramelos, o me invitaba a comer. Su cocina era mágica y chiquita, tenía una pequeña mesa contra una de las paredes, blancas y manchadas de hollín, y contra la otra había un banquito de madera, que siempre esperaba calentito al que se quisiera sentar. Pero lo mas mágico de todo ese espacio, era la cocina de hierro y barro que estaba prendida todo el año, inclusive con los calores de chaco.

Ella cocinaba la pizza mas rica del mundo, con cebollas, salsa de tomates, sardinas y queso. Todo eso lo ponía sobre una masa bien gorda. Esa pizza era genial y única.

Y para navidad hacía un pan dulce que no era el típico pan dulce, el de ella era enrollado, bien amarillo porque usaba los huevos tan frescos que ponían sus gallinas, y estaba relleno a veces con dulce de membrillo y otras veces con dulce de ciruelas y ricota. Lo pintaba y lo espolvoreaba con azúcar, los ponía en fuentes de chapa y los metía en ese horno tan mágico y tan candente.

spet7694

spet7707

spet7708

Hoy mirando las fotos que saque en San Petersburgo, reviví el momento que comí este pan comprado en un puesto callejero cerca de la estación de tren. Ese día elegí ese pan entre los tantos que había, porque me dio la sensación de recuerdo lindo, aunque no sabía exactamente cual era.

Pero hoy me acordé, que este pan, era muy parecido a unos de los regalos mas lindos y mas deliciosos que yo recibía cada navidad: “el pan dulce de la tía paulina”.

Como estamos hablando de magia, les regalo imágenes de las noches blancas en San Petersburgo.

spet7627

spet7960

spet7681