Archivo de la etiqueta: foodstyling

red velvet vegana

Soy fan de los colores en la comida. Soy fan de la cocina de Ottolenghi. Y esta, es una joyita que encontré en el libro “dulce”. La modifiqué para adecuarla a mis necesidades y al paladar de mis comensales, la hice sin productos de origen animal, y llena de sabor.

Lo que más me gustó de la receta, es el color de la torta, que es de la remolacha de verdad, no lleva colorantes. En la receta que comparto yo, bajé la cantidad de remolacha original, porque me resultaba demasiado presente el sabor para una torta. Además, para remplazar el huevo usé leche vegetal y semillas de chia (aunque doy la opción de los huevos)

Y para la cubierta usé la receta de unos post atrás de la crema de tofú. Si te preguntas si es rica, si es rica. Si te preguntas si te va a gustar depende. Seguramente no será lo mismo si consumís muchos quesos y nunca probaste tofú a si es un ingrediente habitual en tu dieta.

¿ustedes se animan a usar vegetales en las recetas de pastelería? ¿que preparan?

van a necesitar

200 gr harina integral súper fina

150 gr de azúcar (usé orgánica integral)

2 cucharaditas de polvo de hornear

150 gr de remolacha cruda rallada

1 cucharadita de ralladura naranja

1/2 cucharadita de jengibre en polvo (opcional)

160 gr de leche vegetal mas 1 cucharada de semillas chia (o 2 huevos y 60 cm de leche)

125 cc de aceite de girasol

1500 mg de vitamina C molida, (opcional)

preparación

Aceitar un molde de 20 cm de diametro. Poner papel manteca en la base

Mezclar harina más polvo de hornear. Agregar la remolacha, mezclar y reservar

Licuar el resto de los ingredientes, o batirlos con batidora de mano o eléctrica

Volcar sobre la preparación anterior. Colocar la masa en el molde y cocinaren horno previamente calentado a temperatura modera por 45 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar con un palito este salga seco. Nota: ese es el tiempo de cocción si la hacen con huevo, si la hacen con las semillas de chia, les recomiendo que la cocinen 10 a 15 minutos más, vayan viendo, solo ustedes conocen su horno.

Nota: la vitamica C en la receta es opcional, y tiene la finalidad de fijar y mantener el color de la remolacha, yo la hago sin.

Anuncios

tartine con calabaza, tahini y vegetales asados

Con dos hijos pequeños y pareja, la soledad cotiza en alza. Esos ratos, sin escuchar grititos efusivos, sin ocuparme de limpiar una nariz, o responder a un polaca ¿viste donde deje el cargador de la compú?, es una sensación de libertad plena que lo disfruto al máximo. Y más que salir, me gusta quedarme sola en casa.

El “plan” concreto es arreglarme para armar una comida con lo que tengo preparado, haciendo lo mínimo posible, para comer mientras hojeo algún libro o miro alguna película. Yo no se si les hablé de mi amor por los sándwiches, pero si no lo hice era hora. Es lo que más me gusta comer en esas ocasiones. Siempre tengo pan rico cortado en el freezer, porque salvan, y lo relleno básicamente con lo que hay en la heladera.

Capítulo aparte es el puré para untar de calabaza y tahini. Sí todavía no probaron esa combinación se están perdiendo algo serio, yo les avisé!

Ustedes disfrutan estar a solas?

Van a necesitar para el dip de tahine:

1 taza de calabaza asada

1 cucharada de aceite de oliva

1 y 1/2 cucharada de tahine

1 diente de ajo picado pequeño

sal y pimienta a gusto

opcional: semillas de sésamo y calabaza para decorar

Preparación:

Procesar todos los ingredientes juntos hasta obtener un puré. Se puede guardar en heladera hasta 3 días y acompaña a la perfección ensaladas, hamburguesas vegetarianas o suman mucho como dip en una picada!

Para el tartine:

1 rodaja de pan

1 diente de ajo

1 cucharadita de aceite de oliva

2 cucharadas de dip de tahine

2 cucharadas de vegetales asados

2 o 3 tomates cherry

perejil picado

sal y pimienta c/n

Preparación:

Frotar el pan con el diente de ajo. Rociar con el aceite y dorar en una sartén o plancha.

Untar con el dip de calabaza y cubrir con los vegetales. Espolvorear con perejil, sal y pimienta y listo, a disfrutar!

torta de chocolate sin harina y sin azúcar

Hacer una torta de chocolate sin harina y sin azúcar es posible, y es deliciosa!. Cuando la prueben se van acordar, con felicidad, de mí.

Esta torta la conocí hace poco, porque una amiga la llevo para la merienda a la plaza (vivimos muy cerca, por lo que muchas veces nos encontramos a la tarde para charlar mientras los niños juegan). Lo más importante de esta torta, es que las bananas estén bien maduras porque es la base dulce, y las harinas pueden variar, mezclando un poco de coco, almendras y/o de arroz. SIEMPRE sale bien.

Ustedes tienen alguna receta saludable y rica que los salve?

Van a necesitar:

1 huevo

2 cucharadas de aceite

1 cucharadita de vinagre

1 cucharadita de extracto de vainilla

2 cucharadas de miel (pueden omitir, usar agave, maple syrup, stevia a gusto)

5 bananas maduras (peladas son 370 gr aproximadamente)

1/4 taza de cacao amargo

1y 1/4 taza de almendras procesadas (o pueden remplazarun poco coco rallado o harina de arroz)

1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio

Preparación:

Encender el horno y calentarlo a temperatura moderada (unos 180 C)

Aceitar y poner papel manteca en la base de un molde de 20 cm de diametro

Licuar el huevo con el aceite, el vinagre, la vainilla y las bananas, hasta obtener una consistencia cremosa

Agregar el cacao y la harina de almendra (o mezcla de almendra/ coco, almendra/ arroz). volver a licuar hasta que la pasta quede homogénea.

Colocar en el molde y cocinar por aproximadamente 40 a 45 minutos, o hasta que al pinchar con un palito salga sin restos de masa pegada. Esperar 10 minutos y desmoldar.

Pueden acompañar con frutas frescas, secas o comerla sola!

pasta frola vegana

recetatortaveganaDesde que nació Sofi (desde el embarazo en realidad) los lácteos me caen muy mal. Jamas fui alérgica, y no imaginaba lo molesto e incomodo que es hasta que lo padecí. Es por eso que prefiero no comerlos.

Pero como siempre trato de mirar el vaso medio lleno, estoy aprovechando para descubrir nuevos sabores, y productos, y la verdad muchos me sorprendieron. Hay cosas RI-QUI-SI-MAS y que además son realmente más nutritivas y saludables.

Los invito a todos a probar esta pasta frola, van a sorprenderse, realmente es muy deliciosa! y si quieren la versión tradicional hagan click acá

Estoy en instagram, pueden seguir mis stories y posteos en @momentosgastronomicos

pastafrolaveganapastafrolarecetapastafrolaVan a necesitar: para un molde de 22 cm de diámetro

190 gr (1 y 1/2 tazas) de harina integral (pueden usar 0000)

80 gr (5 cucharadas) de azúcar

80 gr (5 cucharadas) de aceite de coco (pueden usar oliva o girasol)

3 gr (1 cucharadita) de polvo de hornear

45 cc (3 cucharadas) de leche vegetal o agua

1/2 cucharadita de extracto de vainilla

350 gr de dulce de membrillo

Preparación:

Precalentar el horno a temperatura media. Mezclar la harina con el polvo de hornear y el azúcar. Agregar el aceite, la leche y la vainilla. Mezclar hasta formar una masa, pero sin amasar demasiado.

Dejar descansar por 10 minutos a temperatura ambiente. Reservar 1/3 del total de la masa para hacer las tiritas (es el secreto para que no te quedes sin para hacerlas!)

Estirar la masa con un palote y colocarla en un molde. Rellenar con el dulce de membrillo. Estirar la masa restante y cortar tiritas de 1 cm aproximadamente para cubrir la superficie.

Cocinar en horno por aproximadamente 30 minutos, o hasta dorar.

 

salsa de tomates para niños

salsatomatescaserasalsatomatesnin%cc%83os

A bruno le gustan las pastas siempre y cuando tengan salsa. Y yo aprovecho para incorporar vegetales sin que se noten. Cuando esta lista la proceso para que tenga textura homogénea y la guardo en el freezer en porciones individuales (uso potes de yogur enfilmados)

A mi me gustan salsas más elaboradas, que no son las mejores para el paladar de los bebes o niños pequeños, por eso, esta receta que me salva esos días que estoy a mil o re cansada, y necesitas solucionar la comida.

Sumen más comida casera en la alimentación y menos procesados 🙂

recetasnin%cc%83os

Van a necesitar:

2 cucharadas de aceite neutro o de oliva suave

1 cebolla chica

1 rama de apio

1 zanahoria chica

1 zapallito verde

2 a 3 tomates grandes y maduros

1/2 manzana rallada (es para corregir la acidez de los tomates, no se siente nada el sabor)

sal c/n

8 a 10 hojas de albahaca

1 cucharadita de jengibre rallado (opcional)

agua c/n

Preparación:

Picar la cebolla, apio, zanahoria y zapallito en pequeños cubos.

Rallar los tomates (es una manera fácil de pelarlos, al rallarlos la cascara queda separada de la pulpa).

Calentar el aceite en una cacerola, agregar los vegetales picados (y si le ponen jengibre también). Cocinar a fuego medio revolviendo cada tanto. Cuando estén traslúcidos agregar el tomate y la manzana. Cocinar por 5 a 10 minutos. Salar.

Agregar 1/2 taza de agua. Cocinar unos minutos más. Apagar el fuego, agregar las hojas de albahaca. Licuar hasta obtener una salsa homogénea. Si queda muy espesa diluirla con agua caliente hasta obtener la consistencia deseada.

Guardar en recipientes en porciones individuales y congelar (se mantiene hasta por 2 meses).