Archivo de la etiqueta: gastronomia ucrania

kiev, probando el kvas

Más de 80 años de comunismo quedaron grabados a fuego en la memoria de los que respiraron la revolución obrera, campesina y militar. Yo, viniendo de un país tan lejos y capitalista, fui socorrida por esculturas majestuosas e imponentes para poder sentir un poquito Lenin y la Revolución.

1ucrania111ucrania72291ucrania7230

títulohistoriaroja

En verano, es fácil toparse con  camionetas que ofrecen bebidas. Están desparramadas por toda la ciudad. Abren las puertas traseras para dejar a la vista grandes tanques que pueden contener café frio,  refrescos y jugos, pero la mayoría de las veces tienen cerveza y kvas.

El Kvas es lo que más vi consumir, es una especie de cerveza, oscura, algo dulce y de baja graduación alcohólica. En la época de la URSS le decían la coca cola comunista, porque se parece en color y tiene un versión sin alcohol apta para chicos.

1rojo672881rojo572521rojo3

kiev, recetas con historias

títulocascohistoricoAndreivsky St., calle estrecha y adoquinada, es la principal del casco histórico de Kiev.  A los lados y repartidos por toda su longitud, comerciantes instalan pequeños puestos con souvenires típicos: mamushkas, huevos pintados, bordados. Pero también se aloja un interesante mercado de antiguedades: pines de lenin, camaras lomogram, gorros de piel, relojes, anteojos de aviador entre otras curiosidades.

1ucrania73001compras72971comer7298

Esta pintoresca callecita esta invadida por  bares y restaurantes que invitan a disfrutar del momento, yo tome café frio con crema en Paper Café, una pequeña terraza con banquitos de madera y plantas.

1comer

1ucraniaP1050138

títulocomida

Aunque  La Borsch se preparé en muchos paises eslavos, tiene su origen aquí y es el plato más popular. Hay muchas versiones de la receta, pero siempre la sirven con crema agria.

Los Varenikes, (ver receta aquí) son otra estrella de esta cocina. Es uno de mis platos favoritos porque era el que mi abuela Clara prepaba con tanto amor. Solia llenar fuentes enormes de estos “ravioles” con forma de media luna. Probar varenikes en Ucrania, fue volver a la infancia, a la cocina y las manos de mi abuela Clara, a su aroma y fue una de las sensaciones más increíbles que viví, porque sabian como los amasados por ella.

1comer0685

El postre que me encanto fue un crepe tibio con requesón y uvas pasas. ¡estaba delicioso!

1comer0689