Archivo de la etiqueta: merienda

galletas de avena, coco y miel

cookiesinhuevo

Estas galletitas se robaron mi corazón: tienen sabor a miel y coco, y la textura tierna que tanto me gusta.

Es una receta muy rendidora, que yo modifiqué (cambiando cantidades y algunos ingredientes que acá no se consiguen) de las tradicionales ANZAC biscuits (galletas típicas de Nueva Zelanda y Australia, que las preparaban las mujeres de los soldados de esos países durante la primera guerra mundial).

Un punto MUY a favor, es que no se necesita batidora: solo un bowl, una olla y una cuchara de madera. Para mi eso es genial en esta etapa de mi vida, porque el único momento que tengo para cocinar tranquila es cuando Bruno duerme. Y cuando logramos dormirlo (sin exagerar, es de los bebes complicados en ese aspecto) casi , casi que hasta caminamos en puntas de pie. Y  además, se hacen en 35 minutos con cocción incluida. Si, así de rápido!!

cookiesvegetarianasanzaccookiescookiesavena

cookiescoco

Esta receta rinde para aproximadamente 30 galletas.

Van a necesitar:

230 gr (2 tazas) de harina 0000

130 gr (1 y 3/4 taza) de avena

90 gr (1 taza) de coco rallado

200 gr (1 taza) de azúcar

1 pizca de sal (apenas)

150 gr de manteca

2 cucharadas de miel

8 gr (3/4 cucharada) de bicarbonato de sodio

60 cc (6 cucharadas) de agua hervida

Preparación:

Encender el horno a fuego medio (yo mi horno lo uso un poco más bajo que medio para cocinar estas cookies porque es muy fuerte).

Colocar papel manteca sobre dos placas para horno. Enmantecar  o aceitar el papel(o si tienen rocío vegetal pueden usarlo). Reservar.

Mezclar en un bowl la harina, avena, coco, azúcar y sal. Reservar.

En una olla pequeña (o jarrita) derretir la manteca junto con la miel a fuego bajo/ medio, revolviendo cada tanto para integrar y cuidando de que no hierva. Apagar.

En una taza mezclar el bicarbonato de sodio con el agua hervida.Volcar esta mezcla sobre la manteca derretida y mezclar (cuidado que burbujea un poco).

Volcar la mezcla de líquidos sobre los secos y usando una cuchara revolver hasta formar un bollo.

Para que todas las cookies salgan con el mismo tamaño, yo uso una cuchara al ras de masa. Hacer una bolita con la porción de masa, colocarla sobre el papel y aplastarla para aplanar. Dejar espacio entre las cookies porque con la cocción se expanden bastantes.

Cocinar entre 8 a 15 minutos. Tienen que estar doradas pero blandas al tocarlas. Dejarlas enfriar completamente antes de desmoldarlas. Si lo hacen mientras están calientes se rompen.

Conservar herméticamente hasta por 1 semana a temperatura ambiente.

 

torta integral de algarroba con glacé de remolachas

algarroba

Hola a todos! estoy la panza que no da más, a días de que nazca mi bebe. Lo que más deseo es que el parto sea totalmente natural y tranquilo (si no nace el los próximos días me tienen que inducir el parto). Todas estas últimas semanas por más que quería hacer otras cosas no podía, mi cabeza estaba al 100% ocupada en su llegada. Ya con la habitación lista y ordenada, quería que sus primeras cosas tengan amor (no quería que fuese todo comprado), así que le tejí mantas, gorros, chalecos. Ahora espero que haga frío y que él no sea gigante porque la ropa que le hice es mini!

IMG_20150512_103027

IMG_20150523_165056

IMG_20150525_135619

Me doy cuenta que falta poco, porque volví a ser la misma golosa de siempre que muere por los dulces (cosa que no podía ni ver durante todo el embarazo), así que feliz cocinando y merendando como dios manda.

Sentí la obligación moral de compartir esta receta con ustedes porque es lo más: una masa muy húmeda, no lleva manteca y tiene harina integral…Yo le doy a esta receta un montón de usos: para hacer tortas invertidas (por ejemplo con manzana y peras), también la acompaño con compota, o le pongo un poco de crumble arriba para hacerlo un budín con “onda”. Esta vez lo terminé con un glacé de remolachas, es divino el color!

budinalgarroba

budinharinaintegral

Muchas personas usan la algarroba para remplazar el cacao. Yo porque me parece un sabor interesante, que disfruto sentirlo, pero particularmente creo que esta lejos de ser cacao. Son dos cosas deliciosas, pero tan disimiles como el agua y el aceite.

Merienden rico y sano, y aprovechen que la temperatura exterior nos invita a encender el horno!

glacéremolachas

Van a necesitar:

2 huevos

150 gr de azúcar preferentemente integral

1 cucharadita de ralladura de naranja

100 cc de aceite neutro o suave de oliva

150 gr de harina integral súper fina

50 gr de harina de algarroba

100 gr de harina 0000

1 y 1/2 cucharada de polvo de hornear

100 cc de soda o agua gasificada

Preparación:

Mezclar y tamizar la harinas, con el polvo de hornear. Como la receta lleva harina integral es importante tamizar, para separar las partículas mas grandes y que la textura de la masa sea suave.

Batir usando batidora eléctrica los huevos. Cuando empiecen a espumar agregar la ralladura y el azúcar en 3 veces. Batir hasta que la espuma sea consistente. Incorporar el aceite en forma de hilo mientras seguimos batiendo. La textura (idealmente) que debe quedar es “parecida” a un mayonesa líquida, por eso se agrega el aceite de a poco.

Usando espátula o cuchara de madera y haciendo movimientos envolventes, mezclar la mitad de la harina, la soda y luego el resto de la harina. Queda una masa bien blandita! Dejar reposar en heladera 30 a 40 minutos, porque las harinas integrales absorben más líquidos pero necesitan tiempo para hacerlo. Es el secreto para que este bizcochuelo quede húmedo como en la foto!

10 minutos antes de cocinarlo, aceitar y enharinar o forrar co papel manteca un molde de 22 cm de diametro y encender el horno a temperatura moderada.
Cocinar entre 40 y 50 minutos, o hasta que al pinchar con un palito, este salga sin restos de masa.

Nota: para hacer el glacé simplemente procesé una remolacha cocida chica, hasta obtener un puré. Y con una cuchara de madera agregé azúcar impalpable de a poco, hasta obtener una consistencia dura pero untable. Tienen que probarlo!