Archivo de la etiqueta: recetas de postres

Tarta de ciruelas

1tartaciruelas6278

En verano opto por los postres frutales, y si están hechos con frutas de estación, ¡mejor!  Soy  fanática de las ciruelas, me encanta su combinación dulce y ácida, por lo que es una de mis elegidas al momento de cocinar.

Hoy los invito a que preparen una tarta, que además de rica es versátil: acompaña perfectamente una bocha de helado, pero también es rica en la merienda con un té frio.

¡Que la disfruten!

1tartaciruelas6286

1tartaciruela6281

Van a necesitar: (para un molde de 22 cm)

1 receta de masa sablée (click aquí) a la que añadí 3 cucharadas de almendras picadas chiquitas al momento de batir la manteca con el azúcar.

16 a 18 ciruelas

1 taza de azúcar

Preparación:

Lavar y descarozar las ciruelas. Cortarlas al medio. Mezclarlas con el azúcar.

Encender el horno a temperatura moderada (180 grados aproximadamente)

Forrar el molde con la masa. Colocar las ciruelas ordenadamente sobre la misma, tratando que queden lo más juntas posibles, porque durante la cocción se encojen.

Cocinar por 45 a 50 minutos, hasta que la masa este dorada y las ciruelas cocidas. Puede quedar un poco de jugo de ciruelas al sacarla, pero una vez frio este toma consistencia.

1tartacireula6289

Anuncios

Pavlova tropical

1pavlova6171

1pavlova6166Apto solo para personas muy golosas. Si no lo son, abstenerse de probarlo. El pavlova es uno de esos postres capaces de generar  sensaciones extremas: o lo amas, o lo odias.

Esta torta-postre, esta hecha en base de un merengue seco por fuera y húmedo por dentro. Se rellena clásicamente con crema (pero vale todo: diplomata, curd, pastelera, etc) y esta cubierto con una generosa cantidad de frutas.

Yo, truquitos por medio, aprendí a quererlo: no le pongo demasiada crema y uso sabores astringentes o ácidos para “cortar con tanta dulzura”, como maracuyá, pomelo o limón.

¿Ustedes que opinan de este postre clásico?

1pavlova6173
1pavlova6172

Van a necesitar:

4 Claras de huevos

¼ cucharadita de sal

280 gr de azúcar

1 cucharada de almidón de maíz

1 cucharada de vinagre

Preparación:

Sobre una placa colocar papel manteca o un silpat. Reservar. Encender el horno a 140 grados (temperatura casi mínima).

Con 1 batidora eléctrica, batir las claras junto con la sal hasta que empiecen a espumar. Agregar el azúcar de a poco (2 a 3 cucharadas por vez). Batir hasta que se integre bien antes de agregar las siguientes cucharadas. Hacer este procedimiento hasta finalizar el azúcar.

Batir hasta que la consistencia del merengue sea bien firme: cuando levantamos el batidor, el merengue agarrado al mismo tiene que formar un pico que no caiga y mantenga su forma.

Agregar el vinagre y el almidón, batir hasta integrar.

Colocar el relleno en una manga con pico liso. Trazar círculos de 6 cm de diámetro aproximadamente y trazar una segunda vuelta sobre el contorno, para formar un hueco en el medio (donde ira la crema).

Cocinar por 5 minutos a 140 gr, después bajar la temperatura del horno a 90/100 grados (lo más mínimo posible de su horno). Pueden abrir la puerta unos minutos para bajar la temperatura. Cocinar por 60  minutos, hasta que este seco por fuera. Apagar el horno y dejar los merengues adentro por 2 a 3 horas.

Despegarlos con cuidado. Los merengues se pueden guardar en un tupper por 4 días, y rellenarse justo antes de servir.

Para el relleno:

300 cc de crema batida (yo prepare 250 cc de crema con 50 cc de pulpa de maracuyá y 3 cucharadas de azúcar, también pueden usar pastelera o curd y saborizarlas con vainilla, ralladuras, licores, etc)

Frutas de estación peladas y cortadas: kiwi, ananá, pelones, bananas, etc. Como las frutas son importantísimas en este postre, es ideal que elijans en su punto justo y que evitemos enlatadas.

1pavlova6165

Un volcán de dulce de leche que explota de sabor!

El volcán de dulce de leche es el pequeño homenaje que prepare para su día, motivada por el blog: http://dulcedeleche-day.blogspot.com.ar/.

Tal como lo dice el título, el volcán explota de ese sabor tan especial y nuestro, que nació, según cuenta una de las historias acerca de su invención, hacía 1829. En esa época se consumía  “lechada” (leche con azúcar), y cuando una criada de rosas se la olvidó varias horas sobre el fuego, se encontró con una preparación espesa y dulce al momento de servirla.

Tip: Es ideal consumir este postre apenas salido del horno, acompañado por helado (puede ser sabor banana o coco). La diferencia de temperaturas caliente-frío es alucinante.

Para esta receta van a necesitar:
2 huevos
2 yemas
400 gr (1 pote mediano) de dulce de leche
3 cucharadas de harina
6 moldes de muffin de silicona o de flanes enharinados y enmantecados.

Preparación:

  • Encender el horno a 220 grados o a lo máximo que sus hornos lo permitan, así al cocinarlos logran que se cocinen rápido los bordes y el interior quede líquido.
  • Batir los huevos y las yemas a punto letra, es decir, hasta que estén bien espumosos y al “dibujar con la espuma” el dibujo dure unos segundos. Son aproximadamente 4 minutos.
  • Agregar el dulce de leche y batir hasta que este bien integrado.
  • Con una espátula incorporar la harina con movimientos envolventes (sin batir) hasta integrar bien.

  • Colocarlos en los moldes y ponerlos en el horno. Cocinar por aproximadamente 10 a 12 minutos, o hasta que los bordes estén hechos pero el centro todavía este blando. Si luego de este tiempo, la superficie del centro esta todavía liquida, ponerlos solo un minuto en el grill (o en la parte de abajo de todo) para que la superficie se selle pero el interior siga líquido.

Budines individuales de limón, amapolas y frutos rojos

Hace unos días me mandaron unos moldes de Cuisil para que  pruebe. La primer receta que hice para usarlos fue:  budines individuales de limón y amapolas. Debo decir que cocinar con estos moldes es fantástico, porque acostumbrada a cocinar en moldes convencionales me ahorre los pasos de enmantecar y enharinar (cosas que siempre me parecieron engorrosas). Además son fáciles de limpiar y son súper livianos. Y como si todo esto fuese poco, si se estan cuidando pueden preparar recetas sanas al horno porque evitan usar materia grasa.

Estos budines están hechos a partir de una masa básica de limón y amapolas a la que añadí frutos rojos para darle un poco de color. Mientras son horneados desprenden aromas deliciosos y tienen el tamaño ideal para la merienda. Tibios y acompañados con crema batida podrían ser un perfecto postre para invierno.

Tip: Como los frutos rojos son opcionales en esta receta si no los agregan obtienen un clásico budín de limón y amapolas, si se los ponen le dan un toque  colorido y diferente.

Para esta receta van a necesitar: (salen 12 budines individuales)

150 gr de manteca a temperatura ambiente

150 gr de azúcar

1 cucharada de miel

2 huevos grandes a temperatura ambiente

100 gr de crema de leche

ralladura y jugo de 1 limón

220 gr de harina leudante

30 gr de almidón de maíz

30 gr de semillas de amapolas

120 gr de frutos rojos (1 taza bien llena).

Como prepararlos:

  • Calentar el horno a fuego moderado (180 grados)
  • Si usan moldes de silicona como yo no hace falta enmantecarlos, si usan otro tipo de moldes deben enmantecarlos y enharinarlos (pueden ser moldes individuales o uno grande de budín).
  • Tamizar la harina junto con el almidón de maíz, luego agregar las semillas de amapolas y reservar.
  • Batir con batidora eléctrica a velocidad media la manteca junto con el azúcar por 5 minutos hasta que la noten más cremosa y un poco más pálida.
  • Agregar batiendo los huevos de a uno. Agregar la ralladura de limón y la crema de leche. Batir bien.
  • Agregar con espátula la mezcla de harina y el jugo de limón realizando movimientos envolventes. Por último incorporar los frutos rojos.
  • Colocar la mezcla en los moldes y cocinar por 30 minutos aproximadamente o hasta que los pinchen con un palito y salga seco.

Pan de Bananas

En Marzo algunas personas están comenzando sus actividades anuales: retomando las clases de pilates, empezando el colegio, o volviendo a la oficina después de las vacaciones, por ejemplo. Pero yo soy cocinera y mis actividades comenzaron a finales de Enero (a decir verdad creo que nunca pararon).  La gastronomía es como un niño pequeño: “demandante”.

Trabajo muchas horas (a veces hasta 17) y las que tengo libres no son tan libres porque estoy haciendo algún curso, yendo al gimnasio, reuniéndome con amigos o escribiendo y sacando fotos para el blog. Me pasan cosas como por ejemplo olvidarme de comer las bananas que compre hace 5 días, cuando estaban amarillas y perfectas. Y, de repente, entro a la cocina y  huele  a bananas maduras (¿se dieron cuenta  el aroma intenso que adquieren cuando están en su punto justo?. Hace poco leí  que se debe a que en sus compuestos químicos hay algunos parecidos a los que tienen el ron, el clavo de olor, el café, y la miel: justo con los que marida perfecto).

Pero que las bananas estén amarillas y con puntos y vetas negras no significa que no podamos consumirlas, hay muchas recetas que quedan mejor con bananas en este punto. Yo hice una que me encanta, que es el pan de bananas.

El pan de bananas es parecido a lo que conocemos en Argentina como budín, porque se hace con polvo de hornear. Es muy simple, lleva pocos ingredientes, y es perfecto para comenzar bien el día si lo incluimos en el desayuno (porque nos da energía) o para relajarnos a media tarde y acompañarlo con el té.

Tips:

  • No trabajen mucho la mezcla una vez que le agreguen la harina, porque  les va a quedar un pan con agujeros y duro.
  • Para mantener bien la humedad, esperen 10 minutos antes de desmoldarlo. Luego, una vez que este frío, envolverlo en film. Pueden mantenerlos frescos hasta tres días a temperatura ambiente.
  • Pueden congelarlo hasta tres meses.

Van a necesitar:

180 gr de harina 0000

1 cucharadita de polvo de hornear

1/2 cucharadita de sal

2 huevos

120 gr de manteca a temperatura ambiente

200 gr de azúcar

2 bananas maduras

2 cucharadas de ron para perfumar

Como hacerlo:

  • Batir la manteca y el azúcar hasta blanquear (unos 3 minutos). Agregar los huevos de a uno.
  • Agregar la banana previamente pisada y el ron.
  • Tamizar la harina con el polvo de hornear y la sal y agregarlo a la mezcla.
  • Poner la masa en un molde enmantecado y enharinado y cocinar de 25 a 30 minutos en horno moderado.  (Ya saben, cuando pinchen con un palillo y salga seco)

Este pan es mucho mas rico al día siguiente, ya que se asientan todos sus sabores.