tortillas de mijo

Se dice de que cocinar es un acto de amor, con lo cual coincido plenamente. De lo que no escucho hablar, es que comer también es un gran acto de amor.

Primero es un acto de amor de la madre naturaleza hacia nosotros, que nos entrega sus frutos para sustentarnos. Cualquiera sea la comida que elijamos, estuvo primero contenida en una semilla, recibió agua, los nutrientes de la tierra, la luz solar, fue acariciada por el aire, hidratada con el agua. Parece una tontería, pero hace un tiempo empece a agradecer al menos una de las comidas que hago al día.

Pero también es un acto de amor en el otro sentido, lo que elegimos comer (los que podemos claro, pues muchas personas en este planeta sufren hambre). Las elecciones de lo que comemos, es muy importante porque en definitiva termina formandonos, alimentando nuestras células, siendo parte de nosotros.

Y comer, y sobre todo elegir que comer, también puede ser un acto de amor de nosotros hacia la madre tierra, que nos da tanto. No es lo mismo comer un alimento de una semilla transgénica, que recibió muchos productos químicos tóxicos, a elegir comer una que plantamos en casa, o que conocemos quien la planto, o al menos al que le compramos tiene contacto con ese productor.

El amor que esta en cada comida es un circulo que puede cerrar perfecto.

Les comparto esta receta de “tortillas” de mijo, que es un cereal que por ahí no estamos tan acostumbrados a comer, pero es muy rico y de sabor super suave. Yo las hice neutras, pero tienen mil variaciones: espinaca bien picada, semillas, un poco de puré de calabaza bien escurrido (para que no tenga agua), aceitunas picadas, etc. Se las puede guardar en el freezer por hasta 3 meses, y dorarlas justo antes de comerlas. Hace poco fue mi cumple, hice muchas de estas pero chiquitas (aproximadamente 5 cm de diámetro). Las serví con varios dips: Muhammara, baba ganoush, palta pisada, mayonesa de zanahorias… todas cosas que podía tener echas con anticipación y fueron un éxito!

Ustedes comen mijo? les gusta?

Van a necesitar:

1 taza de mijo

3 tazas de agua

1 pedacito de alga kombu (opcional)

sal a gusto

1 cucharada de aceite

1 cucharada de semillas de chía (opcional)

Preparación:

Lavar y escurrir el mijo. Colocarlo en una cacerola junto con el agua, la sal, el kombu y llevar a hervor. Cuando rompa hervor, bajar el fuego a mínimo y cocinar por aproximadamente 20 minutos, o hasta que los granos estén tiernos. Si quedo un poco de agua escurrir con un colador.

Agregar el aceite y las cucharada de chía y mezclar bien. Cuando este a temperatura ambiente, formar bolas con las manos y aplastarlas.

Se pueden dorar en la sartén o en una placa en el horno por aproximadamente 20 minutos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s