Archivo de la etiqueta: recetas veganas

budín de peras vegano

Esta receta es la versión vegana de este budín de peras, que ya es famoso entre mis amigos y mi familia. Bruno y Sofi, le dicen la torta de estrellitas, y eligen que estrella de se quieren comer…tiene especias, y me encanta porque Bruno ya reconoce la canela y me dice que le gusta mucho ese olor. Al igual que yo, es fan de los rollos de canela.

La cantidad de esta receta es ideal para un molde de 22 cm de diametro, para que quede más alto. Yo usé uno de 30 cm, porque aparentemente mis hijos necesitaron el molde más chico para hacer un experimento con los vecinitos y no recuerdan donde lo dejaron. Con esta semana lluviosa, las ganas de cocinar pudieron más que tener el molde adecuado.

los animo a probarlo, y que me comenten que les pareció.

Estoy en instagram y tengo videos recetas! Los espero por allá también!

Van a necesitar:

Para las peras:

2 peras firmes

1 cucharada de canela, clavo de olor, cardamomo (usé una mezcla de todo esto, pero pueden optar por las que les guste)

1 cucharada de aceite neutro

1 cucharada de azúcar integral

Para la masa:

1 y 1/2 taza de harina

1 cucharada de polvo de hornear

1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio

1/2 taza de azúcar

1 cucharadita de ralladura de naranja

2 huevos de lino (se hace mezclando 2 cucharadas de lino con 6 cucharadas de agua)

1/3 taza de aceite neutro

1 cucharadita de vinagre (usé de manzana)

1 taza de leche vegetal

Preparación:

Encender el horno a temperatura moderada. Aceitar y enharinar un molde. Reservar

Pelar y cortar las peras en cubos. Calentar una sartén, agregar el aceite, las especias, las peras y el azúcar. Sartenear por aproximadamente 5 minutos a fuego alto. Reservar.

Para la masa mezclar harina, azúcar, polvo de hornear, bicarbonato, ralladura de naranja.

Agregar el aceite, los huevos de lino, el vinagre y la leche vegetal, mezlcar hasta integrar.

Incorporar las peras e integrar. Colocar en el molde y cocinar por aproximadamente 30 minutos si usan un molde de 30 cm como el mío. Si usan uno de diámetro más pequeño seguramente el tiempo de cocción sea mayor.

Decorar con azúcar impalpable y listo!

NOTA: para hacer huevos de lino, simplemente remojar 1 cucharada de semillas de lino con 3 cucharadas de agua. Dejar reposar hasta que quede gelatinoso. Esta cantidad de mezcla remplaza 1 huevo.

Quinoa cremosa

Generalmente cocino algunos alimentos de más, y otros para tener y que me ayuden en algunos almuerzos/cenas semanales. Por eso en la heladera siempre tengo algunas cosas que uso de base cuando por ahí no hay tanto tiempo de cocinar. Siempre son ingredientes que mezclados sirven para armar una ensalada, salsa, sopa o guarnición por ejemplo.

Con base de quinoa hervida y calabaza asada que tenía arme este plato delicioso y rápido. Miren las fotos, no les dan ganas de abrazarlo o alimentarse con él? Pueden probarlo con otros vegetales que tengan en la heladera, me gusta inspirar a usar lo que tenemos, más que salir a buscar un ingrediente para poder hacer una receta.

Los animo a consumir quinoa si todavía no lo hacen, al tener un sabor bastante neutro es muy versátil, se puede usar en ensaladas, o como esta . En el desayuno sumando frutas, en guisos, sopas, y la harina de quinoa que tiene muchos usos en panadería y pastelería sin gluten.

Les dejo algunos tips para prepararla:

  • Es importante lavarla bien antes de cocinarla. La capa exterior de la semilla tiene saponinas que son amargas y tóxicas (pueden interferir en la asimilación de los nutrientes). Para lavarla pueden ponerla en un colador de malla fina y moverla un poco con las manos mientras corre el chorro de agua fría. A mí me gusta ponerla en un cuenco, agregar agua, frotarla con las manos, enjuagarla con el colador y repetir ese procedimiento alrededor de 5 veces.
  • No recomiendo remojar la quinoa para evitar el lavado, porque el remojo prolongado puede hacer que la saponinas se depositen dentro de la semilla.
  • Una vez lavada puede cocinarse en agua o caldo, se usan dos partes de líquido por cada parte de quinoa. Se debe agregar la quinoa al líquido en ebullición. Se cocina aproximadamente en 15/ 20 minutos a fuego medio con olla tapada.
  • La quinoa esta lista cuando la semilla duplica volumen y se torna transparente. Recomiendo colarla con colador de malla fina, porque suele retener líquido.
  • Otra forma de cocinarla, es rehogarla en unas cucharadas de aceite, y luego incorporar el líquido (como si fuese pilaf). De esta manera los granos quedan más sueltos y crocantes.
  • La quinoa se puede guardar una vez cocida en un recipiente hermetico en la heladera por hasta 5 días.

Van a necesitar:

1 cebolla

2 cucharadas de aceite

2 tazas de quinoa cocida

2 tazas de calabaza asada

1/4 taza de castañas de cajú remojadas en agua caliente por 30 minutos

agua cantidad necesaria (yo use alrededor de 1 taza y media)

sal

pimienta

perejil para decorar

salsa de sésamo (opcional)

nueces (opcional)

Preparación:

Picar la cebolla en pequeños cubos. Calentar una cacerola, agregar el aceite y cocinar la cebolla por aproximadamente 5 minutos, hasta se vuelva un poco transparente.

Licuar las castañas de cajú con la calabaza y el agua, hasta obtener una consistencia cremosa y líquida como una sopa. Salpimentar.

Colocar este preparación en una cacerola y agregar la quinoa. Calentar todo hasta llevar a hervor. Apagar. rectificar condimentos.

Servir. Pueden terminar el plato con perejil picado, semillas, nueces, o queso recién rallado si consumen. y listo! a disfrutar

tortillas de mijo

Se dice de que cocinar es un acto de amor, con lo cual coincido plenamente. De lo que no escucho hablar, es que comer también es un gran acto de amor.

Primero es un acto de amor de la madre naturaleza hacia nosotros, que nos entrega sus frutos para sustentarnos. Cualquiera sea la comida que elijamos, estuvo primero contenida en una semilla, recibió agua, los nutrientes de la tierra, la luz solar, fue acariciada por el aire, hidratada con el agua. Parece una tontería, pero hace un tiempo empece a agradecer al menos una de las comidas que hago al día.

Pero también es un acto de amor en el otro sentido, lo que elegimos comer (los que podemos claro, pues muchas personas en este planeta sufren hambre). Las elecciones de lo que comemos, es muy importante porque en definitiva termina formandonos, alimentando nuestras células, siendo parte de nosotros.

Y comer, y sobre todo elegir que comer, también puede ser un acto de amor de nosotros hacia la madre tierra, que nos da tanto. No es lo mismo comer un alimento de una semilla transgénica, que recibió muchos productos químicos tóxicos, a elegir comer una que plantamos en casa, o que conocemos quien la planto, o al menos al que le compramos tiene contacto con ese productor.

El amor que esta en cada comida es un circulo que puede cerrar perfecto.

Les comparto esta receta de “tortillas” de mijo, que es un cereal que por ahí no estamos tan acostumbrados a comer, pero es muy rico y de sabor super suave. Yo las hice neutras, pero tienen mil variaciones: espinaca bien picada, semillas, un poco de puré de calabaza bien escurrido (para que no tenga agua), aceitunas picadas, etc. Se las puede guardar en el freezer por hasta 3 meses, y dorarlas justo antes de comerlas. Hace poco fue mi cumple, hice muchas de estas pero chiquitas (aproximadamente 5 cm de diámetro). Las serví con varios dips: Muhammara, baba ganoush, palta pisada, mayonesa de zanahorias… todas cosas que podía tener echas con anticipación y fueron un éxito!

Ustedes comen mijo? les gusta?

Van a necesitar:

1 taza de mijo

3 tazas de agua

1 pedacito de alga kombu (opcional)

sal a gusto

1 cucharada de aceite

1 cucharada de semillas de chía (opcional)

Preparación:

Lavar y escurrir el mijo. Colocarlo en una cacerola junto con el agua, la sal, el kombu y llevar a hervor. Cuando rompa hervor, bajar el fuego a mínimo y cocinar por aproximadamente 20 minutos, o hasta que los granos estén tiernos. Si quedo un poco de agua escurrir con un colador.

Agregar el aceite y las cucharada de chía y mezclar bien. Cuando este a temperatura ambiente, formar bolas con las manos y aplastarlas.

Se pueden dorar en la sartén o en una placa en el horno por aproximadamente 20 minutos.

budin vegano de banana

Hay muchas recetas veganas increíbles, pero muchas otras no son iguales en textura y consistencia, y sobre todo cuando buscas remplazos e intentas que los ingredientes sean lo mas naturales posibles. Lo mas difícil de lograr son las preparaciones como budines y tortas.

Probé muchas, muchÍsimas recetas y la mayoría me decepciono. Quedan apelmazados o poco esponjosos, o leudan bien pero al enfriarse se bajan. Así que normalmente suelo usar huevos en las preparaciones, que es lo más complicado de remplazar (aunque el agua de garbanzos es una excelente opción, tiene que ser casero porque el de lata tiene muchos aditivos y en ese caso es mejor usar huevo). Hace unos días estuve en un cumpleaños infantil donde toda la comida era vegana, y probé dos budines, uno de bananas y uno de zanahorias y los dos eran MUY ricos! (eran de craft vegan bakery por si tienen la oportunidad de probarlos). Y esa fue la inspiración que necesitaba para hornear recetas que tenía pendientes y logre esta que me dejo muy feliz.

Si estan buscando otras recetas con banana pueden probar este clásico con manteca, este con chips y crema, estos muffins, y este budín sin harinas, ni azúcar, ni manteca, esta torta invertida, además también subí esta tarta y esta otra vegana. Tantas recetas muestra mi evolución en la manera de alimentarme.

Esta receta tiene algunos secretos:

El primero es que hay que pesar los ingredientes (por eso no la escribí en tazas, ya que el peso puede variar)

Las bananas tienen que estar maduras, con puntitos oscuros en la cascara, porque la receta lleva poca azúcar, así parte del dulce viene de la fruta.

Cuando se incorpora la harina hay que mezclar con movimientos envolventes los secos solo hasta integrar, no sobremezclar, porque al no llevar huevo hay mucha chance que quede la textura apelmazada

y por último pero muy importante es esperar a que él budín enfríe por completo antes de cortarlo. Si lo cortan caliente o tibio, queda con la textura como gomosa/apelmazada.

van a necesitar:

210 gr de harina (use de trigo integral, puede ser 0000, ó de espelta ó de sarraceno si tienen)

1 cucharada al ras de polvo de hornear

1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio

1 cucharadita de canela (opcional)

2 cucharadas de chia remojados en 6 cucharadas de agua

400 gr de bananas (el peso es de las bananas peladas, son mas o menos 3 a 4 depende el tamaño)

75 gr de azúcar (usé mascabo pero pueden usar otras)

75 cc de aceite

1 cucharada de vinagre (usé de manzana pero pueden usar el que tengan)

Preparación:

Precalentar el horno a temperatura moderada (unos 180 grados centigrados)

Mezclar harina con polvo de hornear, bicarbonato y canela. Reservar.

Con un tenedor pisar las bananas hasta obtener un puré. Agregar las semillas de chía, el azúcar, el aceite y el vinagre. Mezclar bien y agregar los ingredientes secos. Incorporar con movimientos envolventes hasta integrar. Colocar en la budinera y cocinar por aproximadamente 45/55 minutos. El tiempo varia porque cada horno es diferente. Esta listo cuando al pinchar con un palito o cuchillo sale sin restos de masa.

Dejar enfriar antes de cortar y consumir.

sopa de berenjenas

Sopa con cualquier vegetal, sobre todo en épocas donde la temperatura es baja. Son tan reconfortantes. Sopa como entrada, Sopa para una cena fiaca, sopa para un almuerzo rápido. Sopa con queso gratinado, con huevo, con una rodaja de pan, con ensalada, con croquetas. Sopa con todo! Abrí tu heladera y seguro haces alguna rica con lo que tenés.

Los miércoles compramos frutas y verduras agroecológicas en la cañada, Maschwitz. Y la última vez trajimos como 15 berenjenas que pesaban 1 kg. Las hice todas al horno, algunas las comí con aceite de oliva, ajo y sal. Otras quedaron un poco olvidadas en la heladera. En esos días, vimos libros de cocina con los chicos, y ellos me decían que querían que les cocinará (cuarentena eterna ya no sabemos que hacer!). Pues bien, mirando libros, agarré uno que me encanta, que se llama Jerusalem. Y ahí estaba una sopa de berenjenas! Por supuesto, como suele pasar no tenía todos los ingredientes que pedía la receta, pero no me importó nada, la inspiración ya estaba.

van a necesitar:

1 cebolla

1 diente de ajo

1/4 morrón

2 tomates secos (o 1 tomate , o 1 cucharadita de extracto de tomate)

350 gr de berenjena asadas y sin piel

6 a 8 semillas de coriandro

3 cucharadas de aceite de oliva

350 cc de caldo

sal y pimienta a gusto

4 hojas de albahaca más extra para decorar

Preparación:

Picar la cebolla, el ajo y el morrón en cubos.

Calentar una olla, agregar el aceite, las semillas de coriandro y revolver por 20 segundos. Agregar las cebolla, el ajo y el morrón. Salpimentar. Cocinar unos minutos hasta que estén transparentes. revolver cada tanto para que no se quemen.

Agregar el caldo, el tomate, las berenejas y cocinar por unos 15 a 20 minutos. Apagar el fuego. Agregar las hojas de albahaca y licuar o mixear todo hasta obtener una crema espesa. Probar y rectificar de sal y pimienta si es necesario.

Servir y decorar con hojas de albahaca (yo usé un aceite de albahaca que suelo tener en el freezer. Se hace muy simple mixeando albahaca con bastante aceite, 1 diente de ajo, sal y pimienta. Lo guardo en cubeteras)

bocados nutritivos crudos

En casa todos los días queremos comer chocolate, para mi no hay nada más placentero que tomar un té y comer un bocadito de algo rico cuando duermo a los chicos. Silencio, paz, un ratito de tranquilidad.

Bruno come estos con cara de me estas estafando, se que existe el Toblerone. Y Sofi es adicta a estas bocados. Yo los guardo en la heladera y ella a cada rato se para en la puerta y me dice quiero eso rico que me gusta mucho jaja. Yo feliz, la dejo comer todas las veces que me pide porque son súper nutritivas pues tienen frutos secos, semillas y endulzante natural.

Para endulzar estas barritas, usé unos dátiles que tenía, pero también las hago con pasas de uva, ciruelas pasa, o una mezcla. Lo mismo con los frutos secos, puedo usar almendras, nueces, cajú (las hago prácticamente una vez por semana y respetando las cantidades salen bien independientemente del endulzante y fruto).

Van a necesitar:

1 y 1/2 taza de dátiles (pasas de uva o ciruelas pasa o mezcla pero respetando total)

1 taza de almendras (o nueces o cajú)

2 cucharadas de semillas de chía

1 cucharada de semillas de sésamo

2 cucharadas de cacao amargo

2 cucharadas de aceite (usé de oliva suave, pero puede ser de coco o neutro)

aceite para untar el molde

Preparación:

Idealmente es preferible moler las semillas, porque nuestro cuerpo no puede digerirlas enteras,pero si no tienen mortero, molinillo o les da fiaca pueden omitir este paso.

Colocar todos los ingredientes juntos en una procesadora, y procesar por unos minutos hasta que la preparación se una y los frutos secos estén molidos bien pequeños. (Mi procesadora es vieja y tiene mucho uso, a mi me lleva entre 10 y 15 minutos este trabajo, pero depende que procesadora tengan el tiempo puede variar y ser menos).

Colocar la mezcla sobre un molde apenas aceitado, y aplastar bien para compactar. Yo lo hago con las manos y luego con una cuchara. Dejar reposar en heladera por lo menos dos horas antes de cortar para que termine de endurecer la mezcla. conservar refrigerado, dura 10 días.

cobertura de tofú y citrícos

veganfrostingcakefrostingveganofrostimgdetofuDesde que tengo esta alergia (insoportable) a los lácteos, estoy probando recetas con otros productos,no esta en mis planes dejar de comer dulces 🙂

Las ricas, esas que pasan por el filtro  de rigor amigos /familia son las que comparto, porque se que como yo, muchas personas están en la misma. Además mi pequeña Sofi ya esta comiendo, y ella también es intolerante a la lactosa, así que trato de que todos podamos consumir lo mismo.

Y justamente como esta torta también iba a comer Sofi, usé dátiles para endulzar, pero pueden usar azúcar o edulcorante si lo prefieren. Usé Tofu orgánico (“queso” de soja), que al tener un sabor neutro es ideal para usarlo en pastelería, solo tenemos que ser capaces de mirar un producto de manera diferente. Además es un alimento alto en proteínas, calcio y fibra con pocas calorías.

recetasveganasdulces

Van a necesitar:

170 gr (1/2 paquete) de tofú, usé la marca Soyana que es el único que venden cerca de donde vivo

12 a 14 dátiles remojados previamente por al menos 6 horas

1/2 taza de agua  (o un poquito más, depende de la fuerza de su licuadora/ procesadora)

1/4 taza aceite de coco líquido

1 cucharadita de extracto de vainilla

1/2 cucharadita de canela

1 cucharadita de ralladura de lima o limón (lo que tengan o consigan)

1 cucharadita de ralladura de naranja

Preparación:

Primero hay que procesar o licuar los dátiles con el agua, hasta que se forme una especie de dulce. Agregar el tofú cortado en cubos y el resto de los ingredientes. Procesar hasta que se forme una pasta (alrededor de 5 minutos).

Usar para cubrir tortas, cupackes etc. Combina increíble con la torta de zanahorías  o de bananas

pasta frola vegana

recetatortaveganaDesde que nació Sofi (desde el embarazo en realidad) los lácteos me caen muy mal. Jamas fui alérgica, y no imaginaba lo molesto e incomodo que es hasta que lo padecí. Es por eso que prefiero no comerlos.

Pero como siempre trato de mirar el vaso medio lleno, estoy aprovechando para descubrir nuevos sabores, y productos, y la verdad muchos me sorprendieron. Hay cosas RI-QUI-SI-MAS y que además son realmente más nutritivas y saludables.

Los invito a todos a probar esta pasta frola, van a sorprenderse, realmente es muy deliciosa! y si quieren la versión tradicional hagan click acá

Estoy en instagram, pueden seguir mis stories y posteos en @momentosgastronomicos

pastafrolaveganapastafrolarecetapastafrolaVan a necesitar: para un molde de 22 cm de diámetro

190 gr (1 y 1/2 tazas) de harina integral (pueden usar 0000)

80 gr (5 cucharadas) de azúcar

80 gr (5 cucharadas) de aceite de coco (pueden usar oliva o girasol)

3 gr (1 cucharadita) de polvo de hornear

45 cc (3 cucharadas) de leche vegetal o agua

1/2 cucharadita de extracto de vainilla

350 gr de dulce de membrillo

Preparación:

Precalentar el horno a temperatura media. Mezclar la harina con el polvo de hornear y el azúcar. Agregar el aceite, la leche y la vainilla. Mezclar hasta formar una masa, pero sin amasar demasiado.

Dejar descansar por 10 minutos a temperatura ambiente. Reservar 1/3 del total de la masa para hacer las tiritas (es el secreto para que no te quedes sin para hacerlas!)

Estirar la masa con un palote y colocarla en un molde. Rellenar con el dulce de membrillo. Estirar la masa restante y cortar tiritas de 1 cm aproximadamente para cubrir la superficie.

Cocinar en horno por aproximadamente 30 minutos, o hasta dorar.

 

bebidas vegetales tipo leche

lecheveganareceta

Muchas de mis recetas tienen entre los ingredientes leches vegetales, y todavía no había compartido con ustedes como pueden hacerlas. Todas estas leches o bebidas, se consiguen cada vez más en las dietéticas, pero son costosas así que yo las hago en casa.

La mayor dificultad que tienen es el tiempo de remojo de los frutos, que en mi caso no es problema porque lo dejo mientras preparo la cena u ordeno la cocina. Para que sea más fácil la elaboración, les recomiendo que compren una bolsa filtradora de leche vegetal (son unas bolsitas de tela que venden en cualquier dietética también, económicas y súper practicas, y si no las pueden ver en internet y se la hacen ustedes)

De estas leches obtenemos dos productos: la leche en sí misma y el bagazo (que es el residuo que queda en la bolsa cuando filtramos). El bagazo es muy nutritivo, pueden usarlo para relleno de tartas, remplazar un poco de harina en las recetas de budines, galletitas, etc. Yo hago un budín de bananas riquísimo o estos brownies veganos!

y por último les cuento que todas estas leches se conservan por 2 días en heladera.

Si las prueban me cuentan que les parecieron?

lechedealmendras

Leche cremosa de castañas de cajú (también conocidos como anacardos)

1/2 taza de castañas de cajú

2 tazas de agua filtrada

1 cucharadita de extracto de vainilla

endulzante a gusto (azúcar, stevia, dátiles)

Preparación:

Remojar las catañas por 4 hs como mínimo o toda la noche. Enjuagarlas y licuarlas con el resto de los ingredientes hasta obtener una bebida cremosa.

Esta leche me gusta usarla cremosa, me encanta la textura que le queda. Así que no la paso por la bolsa.




leche de almendras

1/2 taza de almendras

2 tazas de agua filtrada

1 cucharadita de extracto de vainilla

endulzante a gusto (azúcar, stevia, dátiles)

Preparación:

Remojar las almendras entre 12 y 24 hs (yo las suelo dejar 2 días). Licuarlas con el resto de los ingredientes hasta el líquido sea de un color blanquecino. El tiempo va a depender de la potencia que tenga la licuadora que usan.

Usar una bolsa filtradora de leche, para separarla del bagazo, o si no tienen pueden usar un tamiz más una tela de lienzo o algodón para filtrar.




Leche de coco

1/2 taza de coco rallado sin azúcar

2 tazas de agua filtrada

Preparación:

Licuar los ingredientes hasta obtener un liquido blanquecino. Pasar por la bolsa filtradora para separar la bebida del bagazo.

 

banoffe vegana

tortaveganafacilbanoffevegano

Hola, yo por aquí de nuevo, les prometo que siempre, pero siempre voy a volver!

Las recetas que estoy haciendo actualmente siguen siendo deliciosas, pero también son (en su mayoría) más conscientes. Creo que este interés por incorporar alimentos nutritivos es consecuencia de la maternidad (que ya es DOBLE! además de Bruno, la vida me regalo una pequeña dulzura llamada Sofía)

Esta torta esta hecha con productos integrales, sin productos de origen animal, y sin azúcares refinados, y le hace frente a cualquier torta convencional ¡Es demasiado rica! incluso es una  versión mucho mas exquisita que la clásica banoffe.

Les recomiendo que se organicen para hacerla, porque es súper fácil, pero hay que hidratar los dátiles y dejar la leche de coco toda la noche en la heladera antes de usarla.

Enjoy!

veganbanoffeVan a necesitar:

Para la base (molde de 22 cm de diámetro)

180 gr de galletitas veganas (mas o menos 2 tazas, yo use las cachafaz veganas)

6 a 8 cucharadas de aceite de coco (si hace frío y esta sólido derretirlo antes)

Relleno de dulce de dátiles:

15 a 18 dátiles sin carozo remojados por 3 hs

1 taza de agua

1 cucharadita de extracto de vainilla

2 bananas

Cobertura:

1 lata de leche de coco refrigerado por 1 noche

cacao amargo o rulos de chocolate para decorar

Preparación:

Aceitar el molde y precalentar el horno a temperatura moderada. Procesar las galletitas y mezclarla con el aceite (la cantidad depende de la humedad de las galletitas). Colocar la masa en el molde aplastando al fondo y cocinar por 5 a 7 minutos. Dejar enfriar antes de usar.

Hacer el dulce licuando los dátiles, con el agua y la vainilla hasta obtener una textura homogénea parecida a una mermelada. Verter la mezcla sobre la base de la tarta.

Colocar las bananas por encima cortadas en rodajas.

Usar la parte cremosa de la leche de coco: mezclarla con un batidor de mano por unos segundos y cubrir las bananas. Para decorar espolvorear con cacao amargo en polvo o rulos de chocolate. Refrigerar por 4 horas por lo menos antes de consumir, así se ensamblan bien todos los sabores.

TIP: La leche de coco al estar refrigerada se separa en una parte cremosa (que queda en la superficie) de la parte acuosa (que queda abajo), usan solo la parte cremosa. (la otra la guardan para licuados, sopas, etc).