rawmesan

quesovegano

levaduranutricional
Sin ser vegetariana o vegana adopto mucho de esa cocina a mi vida de todos los días, porque los platos me parecen ricos y además MUY nutritivos.

El Rawmesan es un “queso rallado” vegano, tiene tanto sabor (aunque no a queso) que me lo quiero comer a cucharadas. Se hace a base de semillas (yo lo hago con girasol, pero también pueden usar de calabaza) y levadura nutricional. (La levadura nutricional es una excelente fuente de proteínas, vitaminas hidrosolubles del grupo B, minerales: fosfato, potasio, magnesio y calcio).

También lleva cúrcuma y yo le pongo curry y un poco de semillas de lino. Ustedes pueden agregarle otros condimentos/especias siempre que respeten la proporción semillas/levadura.

Lo pueden usar para pastas, arroces, tartas, sopas o hasta para levantar una ensalada que no diga mucho. Y también para complementar los alimentos de los niños, a bruno le encanta, yo lo agrego a sus fideos porque es mucho mas nutritivo que el queso rallado!

Coman rico y sano!

rawmesan

Van a necesitar:

12 cucharadas de semillas de girasol

6 cucharadas de levadura nutricional

1 cucharada de lino

3 cucharaditas de cúrcuma

1 cucharadita de curry

1 y 1/2 cucharadita de sal marina

Preparación:

Esta receta rinde para llenar un frasco de mermelada.

En una sartén a fuego bajo, tostar la mitad de las semillas de girasol. Revolver cada tanto para evitar que se quemen. Esto demora mas o menos de 3 a 5 minutos.

Retirar y dejar enfríar. Mezclar con el resto de los ingredientes y procesar hasta obtener un polvo con algunos pedacitos más grandes.

Conservar en un frasco en un lugar seco y fresco.

Anuncios

galletas de avena, coco y miel

cookiesinhuevo

Estas galletitas se robaron mi corazón: tienen sabor a miel y coco, y la textura tierna que tanto me gusta.

Es una receta muy rendidora, que yo modifiqué (cambiando cantidades y algunos ingredientes que acá no se consiguen) de las tradicionales ANZAC biscuits (galletas típicas de Nueva Zelanda y Australia, que las preparaban las mujeres de los soldados de esos países durante la primera guerra mundial).

Un punto MUY a favor, es que no se necesita batidora: solo un bowl, una olla y una cuchara de madera. Para mi eso es genial en esta etapa de mi vida, porque el único momento que tengo para cocinar tranquila es cuando Bruno duerme. Y cuando logramos dormirlo (sin exagerar, es de los bebes complicados en ese aspecto) casi , casi que hasta caminamos en puntas de pie. Y  además, se hacen en 35 minutos con cocción incluida. Si, así de rápido!!

cookiesvegetarianasanzaccookiescookiesavena

cookiescoco

Esta receta rinde para aproximadamente 30 galletas.

Van a necesitar:

230 gr (2 tazas) de harina 0000

130 gr (1 y 3/4 taza) de avena

90 gr (1 taza) de coco rallado

200 gr (1 taza) de azúcar

1 pizca de sal (apenas)

150 gr de manteca

2 cucharadas de miel

8 gr (3/4 cucharada) de bicarbonato de sodio

60 cc (6 cucharadas) de agua hervida

Preparación:

Encender el horno a fuego medio (yo mi horno lo uso un poco más bajo que medio para cocinar estas cookies porque es muy fuerte).

Colocar papel manteca sobre dos placas para horno. Enmantecar  o aceitar el papel(o si tienen rocío vegetal pueden usarlo). Reservar.

Mezclar en un bowl la harina, avena, coco, azúcar y sal. Reservar.

En una olla pequeña (o jarrita) derretir la manteca junto con la miel a fuego bajo/ medio, revolviendo cada tanto para integrar y cuidando de que no hierva. Apagar.

En una taza mezclar el bicarbonato de sodio con el agua hervida.Volcar esta mezcla sobre la manteca derretida y mezclar (cuidado que burbujea un poco).

Volcar la mezcla de líquidos sobre los secos y usando una cuchara revolver hasta formar un bollo.

Para que todas las cookies salgan con el mismo tamaño, yo uso una cuchara al ras de masa. Hacer una bolita con la porción de masa, colocarla sobre el papel y aplastarla para aplanar. Dejar espacio entre las cookies porque con la cocción se expanden bastantes.

Cocinar entre 8 a 15 minutos. Tienen que estar doradas pero blandas al tocarlas. Dejarlas enfriar completamente antes de desmoldarlas. Si lo hacen mientras están calientes se rompen.

Conservar herméticamente hasta por 1 semana a temperatura ambiente.

 

bombas de papa

croquetaspapacomidasnin%cc%83oscomidasanabeberecetascomidabebeUna de las cosas mágicas que tiene la cocina, es que nos permite recordar en la vida cotidiana personas queridas. Eso es impagable. Usar esa vajilla heredada, hacen de lo diario momentos especiales.

Cada vez que preparo ciertas recetas, siento que estoy acompañada por mi abuela Clara. Con esta receta, me pasa eso. El aroma de las bombas de papas, me hace sentir que estoy llegando desde la escuela a la casa de mi abuela, y que en la mesa me espera -apoyado en un mantel a cuadros-una fuente repleta de estas croquetas todavía calientes. Es una receta de toda la vida, que se transmite de generación a generación. Y ahora yo se la estoy haciendo a mi hijo.

Tip: como los niños comen poco, pueden freezarlas una vez preparadas. Y las cocinan directamente del freezer al horno ¡Son ideales para la lonchera de los chicos!

bombaspapa

Van a necesitar:

800 gr de papas (aproximadamente 2 grandes)

2 cucharadas de manteca

1/2 paquete de espinaca

1/2 taza de queso cremoso

2 cucharadas de queso rallado

Sal marina c/n

1/2 taza de harina

1 huevo

1 cucharadita de perejil picado

1 taza de pan rallado (el de panadería)

Preparación:

Lavar y hervir la  espinaca por unos 2-3 minutos. Escurrirla muy bien para sacar toda el agua posible y picarla.

Cortar el queso cremoso en cubos y agregar también el queso rallado. Salpimentar. Mezclar todo bien y reservar.

Hervir las papas y hacer un puré, agregar la manteca fría en cubos y mezclar bien.

Dividir el puré el 12 porciones. Hacer una bolita. Hundir cada la bolita presionando un dedo para hacer un hueco. Poner 1 cucharadita del relleno de espinaca en el hueco. Cerrar y aplastar para darle forma de croqueta.

Cuando estén todas las bombas armadas, pasarla por harina, sacudir. Pasarla por el huevo y por último por el pan rallado para apanar.

Dejar reposar por media hora en heladera. Colocarlas sobre una placa para horno apenas aceitada. Pincelarlas con un poquito de aceite por arriba, y luego cocinar por aproximadamente 5 minutos en horno previamente calentado a temperatura moderada. Atentos, que si la cocinan mucho explotan!

 

brownies veganos y sin tacc

browniesmantecamanibrowniessintaccbrowniesveganos

Después de probar unas 10 mil veces, conseguí hacer los Brownies más ricos y saludables de la web!

Están hechos sin harina, manteca ni huevos. Son aptos para celíacos, y si remplazan el azúcar por Stevia, también es una receta que podrían comer los diabéticos. Yo en casa, prefiero hacerlos con azúcar, porque el sabor del Stevia no me gusta tanto.

Estos Brownies tienen manteca de maní (se puede hacer procesando maní hasta obtener una crema o lo consiguen hecho en dietéticas), si bien es un ingrediente opcional dentro de la receta, les da un sabor increíble.

La clave para sentirnos saludables y plenos, no esta en privarse lo que nos gusta, sino encontrar alternativas a las recetas para poder comerlas siempre. Y dejar los gustitos, como esos placeres cada tanto.

veganbrownies

van a necesitar:

2 cucharaditas (8 gr) de semillas de lino mezcladas con 6 cucharadas de agua tibia

1 taza (130 gr) de harina de almendras

2 cucharadas (15 gr) de cacao amargo en polvo

2 cucharadas (30 cc) de aceite (yo usé de coco, pero pueden usar oliva suave o girasol)

2/3 taza (90 gr) de chocolate amargo picado

3/4 taza (140 gr) de azúcar (yo usé organica)

1 cucharadita de extracto de vainilla

1/2 taza (45 gr) de nueces picadas groseramente

1/3 taza (80 gr) de manteca de maní (ingrediente opcional, es decir pueden ponerlo o no)

3 cucharadas (50 cc) de leche de vegetal o agua

semillas de sésamo para decorar

Preparación:

Encender el horno a temperatura moderada y dejar calentando mientras hacemos la receta.

Aceitar y colocar papel manteca en la base de un molde de 22 cm de diámetro.

Dejar reposar las semillas de lino con el agua por 20 minutos. Colar y usar el líquido. Si no les importa que la receta sea vegana, pueden usar 2 huevos.

Por otro lado mezclar la harina de almendras, con el cacao y el azúcar. Reservar.

En un bowl colocar el chocolate, la manteca de maní, el aceite y llevar a baño Maria (el fuego ya tiene q estar apagado) y mezclar hasta q el chocolate derrita. Serán 2 o 3 minutos.

Retirar el bowl del baño Maria. Incorporar el agua de lino (o los huevos), el extracto de vainilla y la mezcla de harina de almendras , azúcar y cacao. Intercalando con la leche vegetal o agua. Si la mezcla queda muy espesa, pueden agregar un poquito más de leche o de agua. Agregar las nueces, mezclar y colocar la mezcla en el molde. decorar con semillas de sésamo.

Cocinar por aproximadamente 25 minutos, o hasta que al pinchar con un palito salga sin restos pegajosos de masa. Dejar enfriar antes 5 minutos antes de desmoldar. La receta al no tener huevos de desgrana mucho más que un brownie tradicional, tal como puede verse en las fotos.

Notas:

  • Para hacer esta receta y todas las de pastelería que estan expresadas en tazas, y cucharas, usó las medidoras.
  • Si remplazan el azúcar de la receta por stevia u otro edulcorante les recomiendo que vayan agregando de un sobre a la vez, hasta llegar al dulzor deseado. Yo los hice con stevia varias veces para un primo que no puede consumir azúcar, y le pongo 5 sobres de stevia.
  • si no les importa que no sean veganos, pueden remplazar esto por 2 huevos
  • Harina de almendras: yo usó lo que me queda de colar la leche de almendras. Si quieren hacer harina de almendras tienen que procesar almendras hasta obtener un polvo, para hacer una taza de harina, necesitan procesar media taza de almendras

 

licuado de frutas rojas

licuadofrutillas

Si tengo frutas, tengo todo. Es así, me encantan y me hacen sentir tan bien.  Y como en casa nos gustan todas, vamos variando los colores de lo que comemos según la estación.

Doy fe de que este licuado es lo más. Pasó la prueba. (Si le das de probar algo a un bebe y después del primer bocado sigue abriendo la boca, significa que lo que preparaste esta buenísimo…que público tan exigente son los niños pequeños!). Como mi idea era hacerlo muy nutritivo usé leche de almendras (la preparó casera, es una receta simple y mucho más económica que la comprada), pero pueden remplazar por otra leche alternativa, jugo de naranja o agua (con leche de vaca no queda igual).

Prueben desayunos y meriendas diferentes. Buena semana 🙂

arandanosfrutillaslicuadorojolicuadovegano

Van a necesitar (para dos vasos como el de la foto):

1/2 taza de arándanos

1 taza de frutillas

1 y 1/2 taza de leche de almendras

azúcar a gusto

Preparación:

Colocar todos los ingredientes en la licuadora y procesar por 4 minutos o hasta que este bien cremoso. Si lo prefieren bien frío pueden remplazar 1(2 taza de leche de almendras por hielo. Enjoy!

Nota: pueden usar otra leche vegetal, agua o jugo de naranjas. También queda increíble!

 

Budin de banana, sin manteca, harina ni azúcar

panbananafitpanbananasinazucarharinaalmendras

harinacoco

Este budín de banana es tu mejor amigo si ya estas en “operación bikini”, pero también si tu meta es que en tu balanza de alimentación pesen mas las elecciones ríquisimas en nutrientes y menos los alimentos súper-procesados.

En el día a día trato de evitar (dentro de lo posible) las grasas y azúcares innecesarios, y sobre todo los alimentos industrializados. En casa, decidimos comer todos  lo mismo y eso lo incluye a Bruno, que tiene 14 meses, por lo que somos mas conscientes de las elecciones. Pero  como regla general, si un día comemos algo “no tan bueno” también se lo damos. Porque estamos convencidos que la mejor manera de enseñar es con ejemplo.

Estoy probando nuevas recetas,en las que remplazo harinas, manteca y azúcar refinada. Hay muchas y muy ricas! Cada vez que pueda las voy a ir compartiendo con ustedes.

Este budín de bananas (o pan) tiene un sabor increíble, es muy  húmedo, y pueden remplazar los arándanos por chips de chocolate o si tienen niños más grandes, por nueces u otras frutas secas en trozos. Es un desayuno o merienda riquísimo! y también es una buena opción para tener energía antes de hacer gimnasia.

Que tengan una buena semana, y cocinen en casa que es más rico y más sano.

panfit

Van a necesitar (para un molde de 18 cm de diámetro):

100 gr de avena (1 taza y 1 cucharada)

50 gr de harina de almendras (1/2 taza)

50 gr de coco rallado (1/2 taza y 1 cucharada)

15 gr de polvo de hornear (1 cucharada)

300 gr de banana (2 grandes)

2 huevos

1 cucharadita de extracto de vainilla

20 gr de aceite de coco (1 cucharada)

75 gr de miel (3 cucharadas)

75 gr de arándanos (1/2 taza)

Preparación:

Aceitar y forrar con papel manteca un molde circular de 18 cm de diámetro (u otro molde chico que tengan).

Encender el horno a temperatura moderada y cuando caliente bajar un poquito ( sin llegar al mínimo)

Procesar la avena para que quede un polvo fino (o si tienen avena extrafina pueden usarla y obviar este paso).

Mezclar la avena con el coco, la harina de almendras y el polvo de hornear. Reservar.

Por otro lado, pisar las bananas hasta obtener un puré y mezclar con el resto de los ingredientes: huevos, extracto de vainilla, aceite de coco y miel. Agregar los arándanos y mezclar.

Volcar esta preparación líquida sobre la harina y revolver hasta integrar (con cuchara de madera o batidor de mano).

Cocinar el budín por 45 minutos aproximadamente. Cuando la superficie este dorada sacarlo, dejar enfriar unos 5 minutos y desmoldarlo. Dejar enfriar completamente.

Se conserva en heladera hasta 5 días.

 

panna cotta

pannacotta

Las compotas y el otoño son un solo corazón. Y otro corazón, mas grande aún, si las comemos con Panna Cotta. Claro, no es un postre para todos los días, porque lleva crema, pero si queres darte ese “gustito” estas leyendo el post indicado.

Esta receta lleva además yogur natural que le da el toque mágico de sabor. Y para perfumarlo usé una chaucha de vainilla. Si no consiguen chaucha, elijan siempre extracto de vainilla que esta hecho a base de vainilla natural y tiene u aroma delicado (la esencia de vainilla es el aroma artificial y el perfume es más fuerte y tosco).

Preparen esta Panna Cotta y también su mejor receta de compotas, con especias, o perfumadas con ralladuras y disfruten una sobremesa cálida de otoño.
yogur

 

compota

Van a necesitar: (para 6 porciones)

7 gr de gelatina sin sabor

100 gr de azúcar

100 cc de leche

275 cc de crema de leche

200 cc de yogur

1/2 vaina de vainilla o extracto de vainilla

aceite vegetal para los moldes

Preparación:

Hidratar la gelatina con la mitad de la leche. reservar.

Poner en una cacerola la crema de leche, con la mitad de la leche, la vainilla y el azúcar.

LLevar a ebullición. Retirar la vaina de vainilla. mezlcar con la gelatina hidratada y agregar el yogur. Mezclar bien

Colocar en los moldes y refrigerar por un mínimo de 4 horas.

Desmoldarla y servirla con compota.

Tip: Para desmoldar la Panna Cotta pueden pasar el molde por un bowl con agua tibia durante unos segundos. Si usan unos moldecitos lindos, pueden llevarlos así directamente a la mesa.